El "descubrimiento" perverso

Artículo de ©F Piniella

Sucedió el 5 de Noviembre de 1492, cuando en tierras próximas al puerto de Mares, en la isla de Cuba, dos españoles "descubrían" lo descubierto hacía miles de años en América: el tabaco. Estos dos cristianos, bajo cuyos nombres, Rodrigo de Jerez y Luis de Torres, encubrían su origen judío, habían traído para España el primer tabaco habano que conoció ésta. Y de ello queda constancia en un sello cubano de 1944 emitido el 19 de Mayo junto a otros efectos dedicados a escenas relativas al Descubrimiento de América.


El Padre Bartolomé de las Casas (filatelizado en numerosas emisiones) hace referencia a este particular descubrimiento del tabaco (¿o sería otra yerba?), lean:
Hallaron estos dos cristianos por el camino mucha gente que atravesaban a sus pueblos mujeres y hombres, siempre los hombres con un tizón en las manos y ciertas hierbas para tomar sus sahumerios, que son unas hierbas secas metidas en una cierta hoja, seca también, a manera de mosquete hecho de papel, de los que hacen los muchachos la pascua del Espíritu Sant, y encendida por una parte del, por la otra chupan, o sorben, o reciben con el resuello por dentro aquel humo, con el cual se adormecen las carnes y casi emborrachan, y así dicen que no sienten el cansancio. Estos mosquetes, o como los llamaremos tabacos. Españoles conocí yo en esta isla española, que lo acostumbraron a tomar, que siendo reprendidos por ello, diciéndole que aquello era vicio, respondían que no era en su mano dejarlos de tomar; no sé qué sabor o provecho hallaban en ellos" (Diario de Colón por Bartolomé de las Casas).
En las Indias, la costumbre de fumar iba acompañada la mayoría de las veces de un ritual social o religioso, que los conquistadores, salvando las distancias, superior captar y trasladar a Europa. Y no solo los conquistadores, sino los propios cronistas como Fernández de Oviedo, que hizo una detallada descripción de la fiesta que en honor de unos huéspedes españoles dio un cacique de la Isla Española, en la misma nos dice el cronista: se fumaron cigarros puros como costumbre de nobleza y distinción de la casta dirigente y que sólo se ofrecía a distinguidos visitantes.

Desde América a España, y luego por todo el Mundo, el cigarro fue una señal de prestigio. En el primer tercio del siglo XVII escribía Juan de Castro "tomándolas con otras cosas de olor, las van rodeando y envolviendo en forma que se haga un rollo, que ellos llaman tigarrillos (con t) y empezando a comer, a cada tres o cuatro bocados, por el orden que se gasta, se vino hasta nosotros, bebiendo sus tragos de humo".

En 2003 Cuba, con una "colorida" Hojita conmemoró el 510º aniversario del primer Habano en Europa

El tabaco está hoy vigente en la actualidad por las campaña anti-tabaco que se llevan a cabo desde la supervisión de la Organización Mundial de la Salud; son muchos los detractores de lo que en boca del Santo Oficio era "esa dañosa y espantable planta cuyo vapor muerte exhala". Los clérigos llegaron a escribir de esta planta que se trataba, en cierto modo, de algo judaizan, perverso, mágico, diabólico. La filatelia no es ajena a estas campañas desde hace muchos años. Abajo tenéis algunos de esos ejemplos.




 Varios ejemplos de utilización de los sellos para la campaña contra el tabaquismo

    

Foto-ensayo de sello no emitido

Pero la Historia es Historia y muchos años antes de que los efectos postales se utilizaran contra el tabaco, lo hacían a favor del tabaco. Primeros enteropostales publicitarios incorporaban marcas de tabaco, los llamados "sobres ilustrados" o enteropostales de impresión privada de EEUU (material temático pero "borderline") también se emplearon para anunciar tabacos, cigarrillos, cigarros, y todo lo que hoy día se considera (y es) perverso. Abajo he podido recopilar algunos de estos ejemplos, de Australia a la India pasando por Italia o Bélgica.

Enteropostal del Estado australiano de Victoria 1895
Abajo numerosos sobres publicitarios, algunos enteropostales de EEUU de final del siglo XIX
con propaganda de casas de tabaco y cigarros.


En este sobre de abajo se combina Colón en el sello con la ilustración del sobre.


En la bandeleta superior izquierda propaganda de tabaco, Sudáfrica 1936

Propaganda de tabaco en un enteropostal italiano 1922

Enteropostal belga con propaganda de Tabaco
Igualmente pero de otra marca de tabaco
Propaganda del tabaco en un rodillo postal francés
Propaganda del tabaco en un rodillo postal italiano 
Telegrama de India con propaganda de Tabaco

El caso más curioso es el del sello homenaje a Javier Pereira, un colombiano que vivió 165 años (¿…?) y que al gobierno o al correo de Colombia no se le ocurrió otra cosa que achacar el elixir de la vida al café y al tabaco… Era el año 1957 cuando se emitió este sello pero la propaganda era demoledora ¿a quién no le hubiera gustado vivir esa cantidad de años y con ese aspecto del sello?

Detalle ampliado del sello



Jean Nicot
Otro personaje en esta particular historia fue el francés Nicot, exactamente Jean Nicot de Villamain (1530 Nîmes - 1600 París), embajador francés en Lisboa que introdujo el tabaco en la corte francesa en 1560. La planta del tabaco nicotiana, usada también como una planta de jardín, debe su nombre a él, así también como el alcaloide conocido como nicotina.

La nicotina es un compuesto orgánico, un alcaloide que no solo existe en la planta del tabaco (Nicotiana tabacum), (existe en el tomate, la berenjena, el pimiento o la patata), aunque si en la que con mayor proporción. Tiene una alta concentración en sus hojas. Se sintetiza en las zonas de mayor actividad de las raíces de las plantas del tabaco y es transportada por la savia a las hojas verdes. El depósito se realiza en forma de sales de ácidos orgánicos. Es un potente veneno e incluso se usa en múltiples insecticidas (fumigantes para invernaderos). En bajas concentraciones, la sustancia es un estimulante y es uno de los principales factores de adicción al tabaco. Por todo ello podrán entender que el descubrimiento fue perverso.

Sin embargo el tabaco fue y todavía sigue siendo un potente negocio, no solo privado sino también para las propias administraciones públicas. Abajo tenéis una marca de franquicia que da un ejemplo de lo que estoy diciendo...

Franquicia de la Dirección General del Tabaco de Guatemala


En el sello de arriba Austria conmemora el monopolio del tabaco de 1784.
Abajo podemos ver numerosas emisiones que tratan el tabaco desde el punto de vista de la agricultura y de la explotación comercial (Italia, Grecia, Jamaica, Rodesia, Turquía o Perú)

Esta serie de sellos es quizás la más valorada del tabaco y fue emitida por Italia
en ocasión de la Conferencia Europea de 1950

      

Abajo una emisión de las provisionales de la Guerra Civil del Consejo de Asturias y León
con la imágen de la Santa María y la Vega del tabaco en Asturias


Casi todas las colecciones dedicadas al Descubrimiento incorporan al menos un detalle de este particular "descubrimiento" del tabaco. Os dejo alguna página con el montaje de eso que hemos llamado en este artículo, el descubrimiento perverso. Hasta la próxima, si les gustó dejen sus comentarios. Gracias.


La primera colección que incorporó este detalle del descubrimiento del tabaco
fue Ennio Giunchi (arriba), seguido de Daniel Olsen (abajo)


Colección de F Piniella
Colección de JA Gándara
Colección de G Bertolini

2 comentarios:

Mar e Isa dijo...

Excelente articulo. Descubri cosas que no sabia.

Ramiro Ferrari dijo...

muy interesante. felicitaciones por la labor de investigación.