SOLIDARIDAD CON MÉXICO


Color ¿la esencia de qué?

Artículo de ©Mario Ramírez
Hola amigos filatelistas de todo el mundo, en esta ocasión les he preparado algo muy interesante acerca del color, pocos lo saben pero algunos me dicen tramposo, ¿por qué? Aunque algunos aún no lo saben, mi profesión es el “Diseño Gráfico” y es ahí donde me apoyo para muchos análisis al momento de generar una opinión sobre la producción de los sellos; en esta ocasión hablaremos principalmente sobre el color y despejaremos algunas dudas y desbarataremos alguno que otro mito.

Los sellos a lo largo de la historia han sido producidos en distintas técnicas de impresión desde el grabado tradicional que empleaban los llamados colores directos (hoy conocidos por pantones), hasta la avanzada hexacromía impresiones compuestas de 6 colores para crear una amplia gama de colores y tonos. ¿Y como sacarle provecho en la temática a través de las variedades de color?

   
La forma de generar información filatélica en un sello  se presenta en muchas formas y por varias razones, sin embargo nos enfocaremos en aquellas que generen valor a las colecciones temáticas, por lo que nos tendremos que enfocar en las variedades de tono, variedades de color, albinos, errores de impresión y omisiones de impresión.

Estas variedades deben de ser consideradas “naturales” o “sin influencia” lo cual quiere decir que NO deben de estar alterados por procesos químicos ni por deterioros de luz o humedad, identificadas estas causas como las principales en los cambios de los colores.

-> Variedad de tono 
Son aquellos cambios de tono en una estampilla o en el comparativo de una estampilla con otra; esta variación se encuentra dentro del mismo color pero en distintas gamas, en pocas palabras un amarillo no dejará de ser amarillo, sin embargo puede ir desde el tono original hasta su degradación en un porcentaje significativo.


Una de las técnicas para identificar una variedad de color es la superposición de las estampillas para ver la variedad.
La característica principal en las variedades de tono es que el color base persiste: en ambos ejemplos los colores no cambian en el primero es rojo y su variante clara casi naranja, en el segundo el color es un naranja en uno más intenso que el otro. 
-> Variedades de color 
Es cuando una misma estampilla (estrictamente de la misma serie), presenta un color diferente; cuando el color original de la serie es azul pero se presenta en color verde o el caso de la siguiente imagen.
 
Para este tipo de material nos apoyaremos con la información de los catálogos donde nos indica el “valor facial y el color” y a diferencia de las variedades de tono el color es otro, en catálogo nos indica 3.40 “color gris”, por lo tanto: mi variedad es la “beige”. 
-> Albinos
Es la carencia de color principalmente conocida en los sellos de producción en grabados, la característica es que se puede observar el relieve de la presión de la prensa pero no existe color. Algunos albinos que aparecen en offset son originados por obstrucciones de la impresión ó papeles superpuestos en el área de impresión.
Entero postal albino.
Albino por obstrucción de impresión.
-> “Error de impresión” o “Error de registro en el color” 
Aparece principalmente en impresiones modernas como las tetracromías o hexacromías offset en las cuales la colocación de los colores se encuentran desfasados generando un efecto de “desenfoque”, aunque el desfase de colores también se da en técnicas como grabados bicromáticos, los efectos son distintos; cuando hablamos de desfases bicromáticos pueden aparecer de forma agresiva y los llamaremos “desplazamientos”.
 
Al emplear un cuenta hilos (magnificador o lupa) podemos identificar cual color de la impresión se encuentra “fuera de registro” y se puede complementar como información filatélica.

-> Omisiones de impresión 
Estas son la falta o carencia de impresión de un color al momento de la producción. En ocasiones se presentan parcial o totalmente.
Existe mucha polémica en cuanto a la identificación de los colores, debido a la subjetividad en el tema por tal motivo, de manera personal recomiendo, el uso de guías de color  “Stanley & Gibbons” o similares, estas guías se encuentran preparadas para facilitarnos el trabajo de identificación de color y de esta manera lo que coloquemos como comentarios en el desarrollo de nuestra información filatélica, será altamente confiable y estandarizada, haciendo a un lado la subjetividad (también dándole solución a problemas visuales como daltonismo).
La guías asignan un nombre a cada color y permiten generalizar o alinear los criterios de manera que ante un juez en una exhibición tengamos la forma de sustentar porque le damos el nombre a un color. 
La colocación de las variedades mencionadas en esta articulo deben de ser colocadas en los trabajos de competencia de la misma manera que hemos venido trabajándolo:
  • Acompañar nuestra variedad de color, tono, albino o error de impresión con su sello tipo, de manera que se pueda sustentar la colocación de las piezas.
  • Colocar su información filatélica.
  • Siempre apoyarnos de los catálogos o alguna base que sustente cual es el color original y cual una variante. En algunos casos podemos tener como base las pruebas de color o los sellos espécimen” también llamados “muestras”, debido a que son la impresión más pura y controlada y a partir de ahí emplear cualquier técnica para identificarla y nombrarla.


-> Tips

Incluyamos estas variedades o errores cuando sean significativos, lo cual generará piezas o estudios interesantes, que aportarán rareza a nuestro trabajo, si las variantes o tonos son mínimos, aprovechemos el espacio con alguna otra pieza.

En conclusión hoy en día debemos de tener otra alternativa para integrar distintos materiales filatélicos, nos llevará a disponer mayor tiempo en el análisis de piezas y a seleccionar material filatélico interesante para el desarrollo de la colección, por lo tanto deberemos de disfrutar más nuestra labor de investigación y a tener satisfacciones más grandes al ver nuestra colección montada.

2 comentarios:

Gándara dijo...

Enhorabuena por el artículo. Solo una aclaración no debemos confundir variedad con error hay una gran diferencia.

from-philately-to-froglately dijo...

Efectivamente es muy importante no confundir las variedades de color o variedades de tono con los errores de color, la principal característica en la variedad es una constante y en la mayoría de los casos se encuentra clasificado (en catálogos o publicaciones filatélicas oficiales) y el error es "sorpresivo" y en proceso de producción, es corregido, por lo que las piezas suelen ser en cantidades mínimas.

Comparto artículo de "La Lupa" referente al error:

http://filatelia-tematica.blogspot.mx/2015/11/el-error-en-el-error.html?m=0#more

Saludos a todos!!