El reto de las Tarjetas Máximas

Artículo de ©Mario Ramírez-Bahena
Amigos filatelistas de La Lupa, espero se encuentren disfrutando en sus tiempos libres de la filatelia, en esta ocasión les hablaré un poco de la inclusión de la tarjeta máxima en las colecciones temáticas y lo que implica, y para ello debemos conocerlas a profundidad, por lo que llevaremos a cabo la misma dinámica de historia, concepto y uso en competencia, así que, aquí vamos…
Tarjeta Máxima 1933, utilizada postalmente.
En un tiempo muy, muy lejano, cuando la filatelia se encontraba definiéndose y evolucionado, tratando de hacer la selección de “que si y que no” eran parte de la filatelia, se reunían los estudioso de la filatelia a debatir que tipo de materiales y cuales no podían ser incluidos para ser considerados filatélicos (debate que hasta nuestros días no ha terminado).
Se reunieron expertos de marcofilatelia, los filatelistas tradicionales en ese momento y de repente aparecieron los cartofilistas (que desde sus inicios estudiaban las tarjetas postales) y uno que otro iniciaba el estudio de enteros postales por sus imágenes, pero la mayoría de los cartofilistas encontraban el valor en los materiales de producción de la tarjeta, tipo de impresión de la misma, el contexto histórico en el que se realizó, etc. Si lo vemos objetivamente, estos puntos estaban “fuera” de los requisitos de la filatelia en ese momento y creo que hasta nuestros días están fuera; más ellos pedían ser incluidos como parte de la filatelia. Como sabemos una de las definiciones de la filatelia es: colección, clasificación y estudio de las emisiones postales; todo aquel material para su producción y las derivadas de su uso como cancelaciones, marcas postales, etiquetas, etc. Démonos cuenta que no admite: tipo de papel del sobre(s) donde se coloca la estampilla, tamaño de la carta o tarjeta, ni decorados adicionales… pero los cartofilistas pedían inclusión de estos elementos; porque para ellos son elementos importantes. La solución para ser tomado en cuenta, fue la creación de las tarjetas máximas, donde dos elementos de la filatelia: “Sello y matasello” se unían a un elemento de la cartofilia: la “Tarjeta postal”; dando como resultado la “TARJETA MÁXIMA”, aunque ya existía pero no fue un invento meramente del filatelista, pues los primeros en hacer uso de estas tarjetas fueron “los turistas”, los cuales solían pegar la estampilla del lado de la imagen de las tarjetas postales, las primeras “tarjetas máximas” aparecieron de esta forma “inesperadamente” a finales del siglo XIX y se popularizó en los años 20’s y en la mayoría de las tarjetas de esta época encontraremos una leyenda que se colocaba en el reverso (en el área donde se colocaba la estampilla) que decía: “POSTAGE ON THE OTHER SIDE” - “PORTE AL OTRO LADO”, poco después se turnó en una práctica deliberada, constituida principalmente por la cancelación de primer día de emisión.
Este es un ejemplo claro de una tarjeta máxima que cumple con las características pero es 100% filatélica, al poseer una tarjeta emitida previa a la emisión del sello, mas el matasello es de primer día.
Al constituirse y acordarse los términos de la tarjeta máxima, este elemento se concibió 99% filatélico 1% postal, debido a que su función era exclusiva para el coleccionismo y la posibilidad de encontrar una tarjeta máxima que viajara por el correo para constituirse como tal es muy difícil.
Esto fue un poco de historia, breve y amena pero ahora continuaremos con las reglas del juego.

  • ¿Cómo se constituye una “tarjeta máxima”?
La tarjetas máximas están compuestas por:
  • Sello (estampilla o timbre): una emisión de series permanentes, conmemorativas, en general de cualquier índole.
  • Matasellos: ordinario, especial, de día de emisión, con la única condición de ser oficiales (esto quiere decir emitidas por el correo u organismo postal).
  • Tarjeta postal: emitida previa a la emisión de la estampilla,  este punto es básico, pues las tarjetas postales que son creadas deliberadamente con la misma imagen del sello, no tiene valor para su participación en competencia.
Aquí el ejemplo de una bella tarjeta máxima, en la cual, la imagen de la tarjeta y el sello tienen un alto grado de coincidencia (sin ser fabricada el uno para el otro), además un matasello claramente aplicado de “La Vieja Andorra” con uso postal, le da el toque final para constituir una maravillosa Tarjeta Máxima (la cual algunos llaman perfecta).
La tarjeta máxima se evalúa por su belleza una vez que ha sido verificada que cumple con sus requisitos. Esta belleza enfatizada en la condición de la tarjeta, la coincidencia de la imagen de la tarjeta con el sello y la claridad del matasello.
Este es otro ejemplo de una tarjeta máxima de 1930, utilizada postalmente, una de las valoraciones de las tarjetas máximas que fueron usadas postalmente, es su exclusividad en ocasiones, de ellas solo existe una pieza y/o muy pocas, considerando que el matasellos no tienen una posición perfecta, el sello esta colocado en distintas posiciones, entre otras características que no veremos en las tarjetas máximas prefabricadas que incluso tiene un espacio asignado para el sello, o una área muy amplia que fue guardada particularmente para el matasello (con la intención de que se aprecie mejor).
Es conocida como Tarjeta Máxima Perfecta la que tiene un alto grado de coincidencia sello, imagen de la tarjeta y matasellos.
Esta “tarjeta máxima perfecta” constituida por el sello, una cancelación especial y una tarjeta con una imagen de relevos olímpicos, muestra claramente como se ejecuta la construcción de la misma.
Ahora algunos ejemplos y análisis de TARJETAS MÁXIMAS...
Esta tarjeta máxima  de 1927, aunque muy bella tiene uno de los puntos que no favorecen su inclusión en el desarrollo de una temática de competencia, ¿Por qué? Sencillo, analicemos los requerimientos:
Sello: 1927.
Matasellos: Primer día de emisión.
Tarjeta Postal: producida empleando la imagen del sello.
¿La imagen es el sello? ¿Fue elaborada para el sello? ¿Cómo se obtenía la imagen del sello previo a su emisión?
Si bien es cierto que muchos servicios postales emitían las tarjetas para fomentar esta práctica, tratando de ayudar al coleccionista filatélico a crear su “Tarjeta Máxima”,  convirtiendo estas piezas, en piezas meramente filatélicas.
Tarjeta Máxima 1930, en la cual podemos ver los “puffins” con una cancelación especial azul donde se ve la imagen del ave y además una marca postal del envío de la tarjeta.
Ahora un gran ejemplo de su construcción.: Cuando encontramos una tarjeta de perros “chihuahua” producida con anterioridad (ejemplo 1980), un sello de un “perro chihuahua” (emisión de 1990) y nos enteramos que se celebrará el día internacional del perro chihuahua en nuestros días:
¿Se puede construir una tarjeta máxima? Si.
¿Existe algún problema por el desfase de las emisiones de la postal y sello con relación al matasello? No. ¡Entonces podemos realizarla!

Aquí un ejemplo claro de lo que comentábamos en el ejemplo anterior:
Tarjeta postal de 1985
Emisión sello 1987
Cancelación especial de 1990
Como resultado una “tarjeta máxima perfecta”.
Ahora ya conocen una buena razón para incluir o excluir una tarjeta máxima de un trabajo de competencia, podrán evaluar de manera personal su material postal/filatélico y podrán tener una posible razón a la pregunta que nos surge constantemente ¿Por qué me puntuaron tan bajo? (este último punto es parte broma y parte realidad). Los invito a hacer filatelia, divirtiéndose con ella, compártanla y háganla grande a su manera.
¡Un afectuoso abrazo desde México!

21 comentarios:

Claudio dijo...

Amigo, quisiera hacer una observación. Con respecto a: "Tarjeta postal: emitida previamente a la emisión de la estampilla" me gustaría que lleve una aclaración más... "y que sea de la misma época". Porque vi tarjetas máximas muy feas hechas con un sello moderno y una tarjeta postal antigua, que no queda bien para nada. Las estéticas son diferentes, los productos culturales son diferentes, quedan muy mal. Es como ponerle a un Ford T llantas de magnesio.

La maximofilia me parece genial, porque demuestra que el sello postal no es un producto cultural aislado, sino integrado a otros elementos de la cultura de un lugar en un tiempo, como es la tarjeta postal.

Hermosa nota y hermosas máximas, gracias : )

Hernan dijo...

Muchas gracias por el artículo, me resolvió la duda de la fecha del matasellos, si puede ser posterior a la fecha de emisión del sello, otra pregunta, la tarjeta maxima debe ser circulada?

Marcela Diaz Cabal dijo...

Muy interesante el artículo. Gracias, Mario. Sin embargo, tenía entendido que a los jurados no les gusta para nada las TM y aconsejan no usarlas (o mantenerlas al mínimo) en colecciones competitivas. Me gustaría que los expertos me aclararan ese punto. A veces no es posible dejarlas totalmente por fuera. Saludos.

JUAN ANTONIO CASAS PAJARES dijo...

Amigo Mario muchas gracias por tu apoyo a la utilización de tarjetas máximas en colecciones temáticas.
Comentas que las primeras tarjetas máximas son de principios del siglo XIX, imagino te refieres al siglo XX. En mi artículo publicado en La Lupa "La Maximofilia tienes su periodo clásico" comento que las primeras tarjetas máximas conocidas son de 1872.
Permíteme comentar que las tarjetas máximas se evalúan por las tres reglas de concordancia: de motivo, de lugar y de tiempo.
Me uno a Mario en solicitar a los temáticos que busquen tarjetas máximas para sus colecciones y por favor demuestren sus conocimientos sobre el coleccionismo de las tarjetas máximas. Los maximofílicos tenemos que justificar cada máxima de nuestras colecciones, los temáticos también deben justificar por qué esa pieza es máxima. Para mi no vale sólo poner debajo de la pieza "tarjeta máxima", porque he visto en algunas colecciones temáticas piezas que no cumplen las tres reglas de concordancia (aunque tenga un matasello ilustrado muy bonito).

Hernan dijo...

Y otra pregunta, el matasello debe tener una fecha en la cual el sello tenga vigencia o no es necesario?

Paco Piniella dijo...

Mi opinión es que la tarjeta máxima es un material válido, como lo son los franqueos mecánicos, o los sobre de franqueo pagado cuya ilustración puede usarse temáticamente. Y como dice Juan Antonio cuando se ponga en una colección temática debe cumplir con las reglas de la Maximofilia que son muy estrictas y muy claras. Pero como todo material hay que usar el más adecuado temáticamente y el de mayor rareza, y en este caso hay materiales postales más válidos que una TM que serán más idóneos y mejor puntuados. Es decir, TM si pero en su adecuada medida porque además el espacio que ocupa es superior al del propio sello y el espacio que nos dan es el que tenemos. Lo normal cuando uno empieza es poner muchas TM en la colección temática y también lo normal es que cuando se va encontrando más y mejor material estas TM se van reduciendo hasta prácticamente desaparecer en las colecciones de Oro FIP.

from-philately-to-froglately dijo...

Amigo Claudio,

Muchas gracias por tus comentarios, concuerdo contigo, la estética es muy importante, no lo perdamos de vista y la concordancia de épocas es esencial para tratar de alcanzar este objetivo!! un saludo desde Queretaro, México!!!

from-philately-to-froglately dijo...

Mi amigo Hernan, como estas? atendiendo tus dudas:

La tarjeta maxima debe ser circulada? No es obligatorio, y debemos tener en cuenta algo, si va circular debe cumplir con lo siguiente:

• Con Cancelación de primer día: la cancelación de primer día y matasellos de la oficina deben coincidir en fecha, si se envía desde otra oficina su originalidad se altera demasiado.

• Con cancelaciones especiales: Ciudad y fecha deben coincidir con las marcas postales de salida de la oficina de la que se envío.

• Si se utiliza un Matasellos Ordinario: esto con el fin de hacer relación entre el nombre de la ciudad, fecha o elementos del mismo, con el sello y tarjeta; será de gran facilidad circularlas y las marcas postales de transito y arribo garantizaran el hecho de que fue circulada.

el matasello debe tener una fecha en la cual el sello tenga vigencia o no es necesario? el orden sería el siguiente:

1. Primero la emisión de la tarjeta.
2. Despise sería la emisión del sello.
3. Matasellos que podría ser desde el sello de primer día, cancelación especial u otra (posterior).

NOTA: La verificación de la autenticidad de las Tarjetas Máximas se lleva a cabo con estos elementos, la inconsistencia está en tarjetas modernas con sellos modernos y matasellos con fechas antiguas. O sellos de primer día colocado meses después (comúnmente en México ya que el sello de primer día está disponible por meses en el correo.

Espero esto ayude!!!

from-philately-to-froglately dijo...

Estimada Marcela muchas gracias por tus comentarios, concuerdo con Paco y retomo su frase: ...la tarjeta máxima es un material válido... lo importante es verificar que sea correcta o "auténtica" y como menciona Juan Antonio Casas, a los temáticos no se nos exime de "sustentar" o "justificar" la tarjeta y no solo colocarla como "Tarjeta Máxima", podemos agregar el análisis: época, sustento de la concordancia, no. de ejemplares (si se conocen), etc. Mi Tutor inicial en la filatelia temática la Maestra Martha Castellanos siempre menciona: ...EL EQUILIBRIO DE UNA COLECCIÓN TEMÁTICA, SE ALCANZA TAMBIÉN CON LA INCLUSIÓN DE TODOS LOS ELEMENTOS A LO LARGO DEL DESARROLLO DE LA COLECCIÓN, TAN MALO ES EL QUE NO INCLUYE UN ELEMENTO COMO EL QUE ABUSA DE UN ELEMENTO... espero esto te pueda ayudar, recibe un cordial saludo desde Querétaro, México!!

from-philately-to-froglately dijo...

Hola Juan Antonio, iniciamos con la corrección me refería a finales del siglo XIX, muchas gracias!!! se lo haré saber a paco para que lo corrija, y concuerdo y te apoyo, en la filatelia temática la inclusión no es suficiente, el estudio es necesario y podría decir obligatorio. Recibe un fuerte abrazo desde México!!!

from-philately-to-froglately dijo...

Hola Paco, te agradezco por este medio la difusión en "LA LUPA" de estos pequeños artículos que preparo con mucho cariño para los Lectores, Filatelistas Temáticos y filatelistas en general. Con cuerdo contigo, la tarjeta máxima debe ser empleada siempre y cuando no exista un mejor material y reitero NO es un material inapropiado, al contrario, su correcta inclusión es mejor que la satanización de su uso por ignorancia!!! Un fuerte abrazo y muchas gracias por todo!!! Saludos desde Querétaro!!

Hernan dijo...

Muchas gracias por las aclaraciones

Edward Vianna dijo...

Espectacular el articulo!!
Mis felicitaciones Mario!!!
Te admiro mucho por tu dedicación a la Filatelia y sobre todo a la Filatelia Temática.
Saludos desde Panamá!!

from-philately-to-froglately dijo...

Estimado Edward, muchas gracias por tus amables comentarios, lo que necesiten saber que cuentan conmigo, un abrazo!!!

Diego dijo...

Estimado Mario: muy buen artículo, aprendí muchas cosas. Tengo una duda: ¿se considera tarjeta máxima si además de cumplir con los 3 requisitos tiene uno o más sellos acompañando al sello cuya imagen es similar a la de la tarjeta? ¿esto aumenta o disminuye la valoración del jurado? Muchas gracias y saludos desde Tucumán, norte de Argentina.

from-philately-to-froglately dijo...

Hola mi amigo Diego, gracias por tus ambles palabras!!

Es difícil opinar sin ver la tarjeta!!! pero imagino que hay de dos opciones:

1. Tarjeta máxima "circulada" si tiene marcas postales que fueron colocados con fechas posteriores a la del matasellos cuya imagen es parte de los 3 elementos (podría considerarse que si tendría mayor valor).

2. Una tarjeta máxima que fue elaborada con una tarjeta usada (no sería evaluada bien).

La única forma de evaluarla correctamente es viéndola, para no errar en la opinión; y lo que tendríamos que ver es: las fechas y analizar si tiene un destinatario; si la fecha del matasellos principal (el que matasella el timbre postal parte de la tarjeta máxima) es la fecha de depósito y los demás matasellos están fechados posteriores a esta, además cumplen con alguna ruta postal, podemos considerar que es muy buena!! Si las fechas y ruta no coincide, tendríamos que decir que no es buena, aunque sea muy bonita!!!

Espero sea de ayuda!!!

LORA dijo...

Felicidades por tu articulo Mario. Tengo dudas sobre el matasello de la tarjeta maxima. El matasello tiene que coincidir con la imagen del sello y posta. Con matasellos especiales o matasellos de Primer Dia se soolucionan pero con matasellos ordinarios como seria. Perdona por mi ignorancia pero este tema no lo controlo mucho. Esperando tu contestacion.

from-philately-to-froglately dijo...

Estimado Lora, con gusto le damos solución a tu duda (siempre es mejor compartirlas y aclararla que permanecer con ellas), un ejemplo rápido:

El día 22 de Junio se celebró el "Día Internacional de la Diversidad Biológica y turismo sostenible"

Si tuviera una tarjeta de turismo sustentable de la playa "A" (de alga organización N) y un sello son el tema de turismo sustentable 2016 de la misma playa "A" (del mismo país) y la envío de la oficina de la ciudad donde está la playa "A" el día 22 de Junio del 2017 o mejor de la oficina de la playa "A" (adherida al frente, como indica la construcción de Tarjetas Máximas), ¿Obtengo una tarea máxima con la cancelación ordinaria?

Yo creo que si, pero el panorama es complicado, por lo que estar en el lugar y fecha indicados es difícil, más no imposible.

Tendrá mayor valoración que una cancelación de primer día, No lo sé, pero requirió un mayor esfuerzo para su constitución. Y lo más importante no hay nada en el reglamento de máximofilia que prohiba el hecho, pues la marca sería una marca postal, oficial y válida para constituir parte de la Tarjeta Máxima, y el hecho es irrefutable, pues el día 22 de Junio se celebró el "Día Internacional de la Diversidad Biológica y turismo sostenible".

Espero mi punto de vista ayude a clarificar tu pregunta.

LORA dijo...

Muchas gracias Mario

Tematico GAB dijo...

Mario, muchas gracias por compartir tu conocimiento, una pregunta en particular: ¿se pueden hacer enteros postales si yo imprimo la tarjeta postal? espero tu respuesta, saludos.

from-philately-to-froglately dijo...

Hola GAB, muchas gracias es un verdadero place para mi compartir la información y unto de vista sobre los temas que expongo en LA LUPA. Pasando al tema de las tarjetas que uno en lo particular imprime, es un punto difícil!! para mi no son validas por los siguientes puntos:

1. ¿Es una tarjeta postal, si yo elaboro mi propia tarjeta? desde mi punto de vista no, no existió una producción real de una "tarjeta postal" (sea turista, publicitaria o comercial), aunque tenga el tamaño, forma o material en el que este hecha, no es una tarjeta postal, nunca fue hecha para el fin de una tarjeta postal y las tarjetas postales tiene en su producción un tiraje (la producción es contabilizada) lo cual nos lleva a la segunda interrogante:

2. ¿Como se manejaría una producción donde solo hay una o diez piezas? aparentemente se tornaría una pieza única, por lo que se volvería rara, por lo tanto tienen mucho valor y dificultad; pero para mi es todo lo contrario. No es rara, fue producida intencionalmente para facilita el acto de la constitución de una tarjeta máxima.

Esto se vuelve complejo y hay muchas opiniones divididas, principalmente el comerciante dirá que si es valido, el que produce sus propias tarjetas dirá que es valido pero el tema es que es como tener un tarjeta postal elaborada para ese fin: "ser tarjeta postal" un sello de correo y un sello elaborado de manera personal.

Para mi los tres elementos son de búsqueda no de creación:

- Buscar la tarjeta correcta.
- Buscar el sello indicado.
- Buscar la oportunidad de matasellarla correcta y oportunamente.

Espero mi punto de vista ayude a que tomen una decisión adecuada. Saludos desde Querétaro, México.