¡Quién dice que los sellos modernos no valen...!

A veces pensamos que la rareza en filatelia es solo cuestión de edad. Incluso nos empeñamos en desechar los sellos o los matasellos recientes. Obviamente en situación de rareza parecida, si podemos es preferible un ejemplar antiguo que otro reciente de un mismo personaje, pero en este caso nos encontramos con un sello que fue retirado (casi todo) de circulación por el correo alemán, se trata del sello homenaje a Audrey Hepburn en el año 2001. El hijo de Audrey Hepburn se negó a conceder el permiso correspondiente y el Tesoro germano no tenía los derechos de las fotos. Este ejemplar, que además es de la esquina inferior y en la bandeleta lleva el nombre, foto de arriba, ha salido en la última subasta de Christoph Gärtner, este mes, a 100.000€, no solo se ha vendido sino que su precio lo ha superado: 124.000€.
En -> este enlace tenéis más información sobre este sello tan "especial". 

5 comentarios:

Marcela Diaz Cabal dijo...

Gracias, Paco, por esta información. Sería interesante saber por qué el hijo no dio su autorización para que salieran a la venta los sellos de de la madre. ¿Tendrá algo que ver la boquilla?. Lo que sí es evidente es que la rareza en los sellos va de la mano de la escasez y del dinero. Mucho dinero en este caso.

Paco Piniella dijo...

Ella murió de cáncer quizás la familia no la quiso ver en un sello fumando, quizás, no se.

Anónimo dijo...

Buenos días

Tenía entendido que en este caso el problema se debió a que la posta alemana no tenía los derechos de la imagen utilizada en el sello, con la consiguiente reclamación judicial de los propietarios (la familia). Al no alcanzar un acuerdo, se vieron obligados a retirar la emisión.

Aprovecho la ocasión para felicitaros por el blog, de lo mejor que se puede ver en la web

Felices fiestas

José M. García

kobra dijo...

Buenos días

Los herederos no consideraron deseable una estampilla de correos que mostrara a su madre con una boquilla y, por lo tanto, con un comportamiento dañino para la salud.

Una de las 3 hojas de 10 estampillas era propiedad de Sean Ferrer, uno de los hijos de Audrey Hepburn. Se vendió para UNICEF y luego se dividió en varios lotes y uno de los sellos se encuentra ahora en una exhibición temática de filatelia belga "cine".

Felices fiestas
Koenraad Bracke

Marcela Diaz Cabal dijo...

Gracias, Koenraad, por aclararnos el asunto. No estaba tan alejada en la idea de que tenía que ver con el cigarrillo y la salud. Además, nos proporcionas una información que al menos yo, no conocía: que uno de esos sellos está en una colección belga sobre cine. Muy interesante. Muchos saludos y ¡Feliz Año Nuevo 2018!