Los sellos de la "Sociedad de Geografía de Lisboa"

Artículo de ©F Piniella
1. Por mares nunca dantes navegados.
Los filatelistas temáticos no tenemos límites para investigar. Lo mismo nos apasionamos con un enteropostal, que buscamos las tarifas postales de una carta o indagamos en unos sellos extraños que nos han aparecido. Solo el tema pone límites a nuestro deseo de buscar información. Pues bien, este artículo surge como consecuencia de una investigación temática, en torno a una frase: "Por mares nunca dantes navegados". Estas palabras eran el título de una colección, ahora desmontada, del portugués Fernando Da Silva, cuyo origen esta en el célebre poeta Luis de Camoes en su Os Lusiadas, el poema épico más famoso de la literatura portuguesa, que exalta los valores patrios en la época de los descubrimientos geográficos.

Escudo de la Sociedad
con el lema de
Camoes
As armas e os barões assinalados
Que da Ocidental praia Lusitana,
Por mares nunca dantes navegados
Passaram ainda além da Taprobana,
Em perigos e guerras esforçados
Mais do que prometia a força humana,
E entre gente remota edificaram
Novo Reino, que tanto sublimaram;

El poema recoge o sintetiza toda una época, la de los descubrimientos geográficos de Portugal. Tanto es así que la Sociedad Geográfica de Lisboa la tenía como su lema y aparecía en su escudo. Un día vinieron a mi, en un catálogo de una subasta, una reseña de unos sellos que decían ser "sellos de la Sociedad Geográfica de Lisboa". No sabía de su existencia, suponían para mi un descubrimiento, su valor temático era importante porque incorporaban el lema "Por mares nunca dantes navegados" en los mismos. Pero estos sellos... ¿eran sellos? ¿eran viñetas? Al final ante la duda perdí la puja y no volví a verlos. Pero seguí con mi curiosidad...
La “Sociedad Geográfica de Lisboa” era y es una sociedad científica establecida en la capital portuguesa en el año 1875, con el objetivo de promover el estudio y el progreso de las ciencias geográficas. Fue fundada en el contexto del movimiento europeo de exploración y colonización del continente africano en el siglo XIX. Empezó con un grupo de 74 abonados aunque entre los suscriptores estaban intelectuales de reconocido prestigio como António Augusto Teixeira de Vasconcelos, António Enes, Eduardo Coelho, Luciano Cordeiro, Joaquim Manuel Pinheiro Chagas, Sousa Martins, António Cândido de Figueiredo, Antonio Lino Netto y Teófilo Braga, además de un importante número de periodistas y políticos de la época. Un gran número de conferencias, charlas y conferencias científicas fueron promovidas por esta asociación, que poco a poco obtuvo el prestigio de la sociedad lisboeta. Desde diciembre 1876 la Sociedad comenzó a publicar el Boletín de la Sociedad Geográfica de Lisboa, que todavía existe.
    
Apoyó sin fisuras la política expansionista de Portugal en África creando la Comisión Nacional de Exploración y Civilización, más conocida como la Comisión Africana, con el fin de apoyar científicamente el esfuerzo colonial. En 1928 fue galardonado con la Gran Cruz de la Orden Militar y en 1935 la de la Orden del Imperio colonial,… así fue haciéndose con todos los favores del Gobierno portugués, incluyendo la membresía de la orden del Infante Don Enrique.
2. Portugal otorga sellos de franquicia a la Sociedad Geográfica.

Como hemos visto anteriormente la Sociedad Geográfica pronto tuvo los parabienes de los poderes fácticos portugueses, lo que les facilitó ciertos favores, entre ellos, el que a nosotros como filatélicos nos interesa: la franquicia de su correspondencia, especialmente la de sus boletines científicos. Lo que podría haber sido solucionado con un simple gomígrafo de franquicia, como así ocurre como muchos servicios postales (marcas navales o administrativas), se amplió a la emisión de sellos de franquicia.

Los sellos de franquicia fueron utilizados por Portugal en otras ocasiones, como para la Cruz roja o la Sociedad nacional de ayuda a tísicos, también a organizaciones para-militares como la Unión de fusileros (los clubes de fusileros eran un complemento a la formación militar), entre otras organizaciones no gubernamentales. Estos ejemplares no tenían valor facial, tan solo la habilitación para el servicio postal y la identificación de la sociedad beneficiada de este privilegio. Recordemos que España también utilizó este sistema de sellos “especiales” de franquicia, incluso para el incipiente Servicio Filatélico de la Segunda República. Igualmente en otros países europeos se emplearon sellos de franquicia, aunque en algunos casos se imprimieron con valores faciales al igual que los sellos “normales” de correos. Esta franquicia postal se amplió incluso a otros formatos como las tarjetas o sobres enteropostales portugueses de celebración de efemérides coloniales como los emitidos en 1898 en ocasión del IV centenario de la llegada de Vasco da Gama a la India.

Diseño muy ampliado del sello de franquicia de la Sociedad Geográfica de Lisboa,
con la leyenda “Por mares nunca dantes navegados”
Los sellos de franquicia, como estos de la Sociedad Geográfica de Lisboa, no podemos confundirlos con los llamados sellos oficiales o sellos militares, pues estos se emitieron para las organizaciones no gubernamentales y no para entes administrativos. En el Catálogo Scott los números de catálogo de estos sellos de franquicia comienzan siempre con la letra "S".
Portugal emitió sellos de franquicia para la Sociedad de Geografía de Lisboa
a intervalos entre los años 1903-1927 y anualmente a partir de 1929 a través de 1938.

Los sellos de franquicia para los clubes de fusiles lo hicieron hasta 1910 y para la Cruz Roja hasta el año 1936. Los sellos lo fueron sin valor facial e impresos en diferentes colores de acuerdo con el año de emisión. Hubo algunas emisiones “preparadas para coleccionistas” con sobreimpresiones que el propio catálogo Scott considera manifiestamente semi-postales (aunque son admitidas por el catálogo Afinsa de Portugal).
3. Ahora tocaba unir la información filatélica con la temática.

Volvamos al objeto de esta investigación, es decir documentar una parte de la historia de los descubrimientos geográficos portugueses. Fácil fue encontrar material filatélico de Camoes. Luego llegaron unas pruebas de los sellos de la obra en cuestión "Os Lusiadas". Lo difícil fue encontrar los sellos de la Sociedad, pero también llegaron, a los temáticos no nos ganan en paciencia. Lo que no pensaba era tener la suerte de poder hacerme con un boletín completo circulado con esos sellos de franquicia. Finalmente, un enteropostal de la sección brasileña de la Sociedad y una doble prueba no dentada cerraron la hoja, creo que no quedó mal, ustedes pueden opinar.

Detalle al dorso del sello de franquicia 
El boletín que con tiempo, suerte …y dinero pude encontrar

Hoja de mi colección con el famoso boletín de la Sociedad Geográfica de Lisboa
y su famoso lema "Por mares nunca dantes navegados"
Y esto es todo, el objeto quizás del artículo aunque su título sea el que es, no son los sellos de franquicia de la Sociedad. El objeto de este artículo es hacer ver a los colegas temáticos cuán importante es la investigación, tanto la temática como la filatélica. El trabajo es importante en estos casos y da sus frutos.

Fuente:

No hay comentarios: