Fournier y su legado filatélico

La Asociación Filatélica Alavesa ha conmemorado junto al Museo Fournier de Naipes de Álava el centenario del fallecimiento de su fundador Heraclio Fournier, con la emisión de dos sellos personalizados y un matasellos conmemorativo. La emisión personalizada, que se ha puesto en servicio el día 28 de julio en el Museo Fournier de Naipes de Álava, consta de dos ejemplares, uno en castellano y otro en euskera, en los que se muestra la imagen de Heraclio Fournier tal y como se representa en distintos naipes de la baraja. El sello en castellano muestra el As de Oros de la baraja española impresa en 1889, naipe con el que Fournier conseguiría el premio a las artes gráficas de Paris.
Queremos recordar para ello que Fournier fue uno de los impresores de sellos de correos de España y por ende, con posterioridad de muchos países. Empezó en 1937 con las primeras emisiones del gobierno de Franco, siendo famosas las impresiones de sellos de Isabel y Fernando, con las consiguientes variedades. La fabricación de sellos de correos, durante la guerra civil española, por encargo del Gobierno de Burgos, se debió a que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) había quedado en la zona republicana. También se encargó de sellos locales de ayuntamientos y diputaciones de varios puntos de España. En los años sesenta empezaron a recibir pedidos de países como Marruecos, Tunez, Venezuela, Islas Cook, Aitutaki, Penrhyn, Niue,... además de algunas series para Naciones Unidas.
Juan Manuel Cerrato publicó el año pasado: “Una saga familiar con tinta en las venas” en Filatelia Digital. Ver artículo completo:-> aquí.
Damian Läge elaboró también un estudio muy interesante cuando se dispersó "El archivo Fournier". Ver artículo completo: -> aquí.