SOLIDARIDAD CON MÉXICO


Tiempo para explayarse

Artículo © Menachem Lador
Una y otra vez escuchamos a los miembros del jurado que, al juzgar frente a los marcos, no tienen tiempo suficiente para repasar el texto en desarrollo, y todos debemos estar de acuerdo con ese hecho. Lo máximo que pueden conseguir es una impresión aproximada del desarrollo y del conocimiento temático del expositor.
También hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos la especialización temática del jurado es diferente del tema que está evaluando. Con suerte, uno de los jurados del equipo tendrá un conocimiento más cercano del tema evaluado. La consecuencia de ello es injusta, tanto para el expositor como para el jurado. El primero, que invirtió mucho tiempo en la investigación y preparación de su exposición, es juzgado sin que el jurado pueda entrar en detalles o incluso en una visión general del texto. Eso puede conducir a los jurados a conclusiones conscientes o inconscientes que no siempre son correctas, como "hay muchos sellos y el material filatélico es pobre, por lo tanto el desarrollo y/o el conocimiento temático es pobre también", "hay grandes bloques de texto y no hya suficiente texto bajo cada ítem, por lo tanto el desarrollo/conocimientos temáticos son pobres". Por otro lado esa falta de tiempo ante los marcos, es también injusta con el jurado. Quiere hacer su tarea de la mejor manera posible, quiere ayudar al expositor - pero termina diciendo durante la crítica "no tuvimos tiempo para juzgar a revisar la exposición en profundidad, por lo tanto ...".

Estoy seguro de que a muchos jurados temáticos no les gusta esta situación que deriva del calendario general del jurado y de la exposición. Hay una gran diferencia en la "tarea" que los jurados de Historia Tradicional y Postal tienen/pueden hacer antes de una exposición en comparación con los jurados temáticos. El primer grupo recibe las primeras páginas de las exposiciones y puede ir a buscar bibliotecas filatélicas para ver qué se espera ver, cuál es el material existente, etc. En la mayoría de los casos, el texto en esas exposiciones es una detallada descripción filatélica de la pieza (ruta, tasa, tipo, variedad, etc.). En ese sentido, esos jurados pueden venir bastante preparados para la exposición. Este no es el caso de los jurados temáticos. A pesar de que reciben las páginas de apertura y plan, no son conscientes del extenso texto de desarrollo y temática - que es, naturalmente, un ingrediente básico de una exposición temática. Creo que la tecnología actual puede resolver este problema para el beneficio de todas las partes (aunque requerirá más tiempo del jurado temático antes de la exposición). La solución es enviar a los miembros del jurado una copia de la exhibición. En general, hay en promedio de un jurado temático por cada 10-12 expositores. ¿Qué pasaría si proponemos que el expositor envíe una copia de la exhibición unos 30-45 días antes de la exposición al comité organizador y lo enviarán a los miembros del jurado? Técnicamente, con los servicios actuales de Internet como Dropbox y otros, ese aspecto se resuelve. Los jurados temáticos pueden dividirse entre ellos los distintos exhibits, de modo que cada jurado tenga que leer los detalles de unas 10-12 colecciones y hacer una visión general de las otras (los líderes de grupo pueden tener más que hacer). Durante la evaluación frente a los marcos, un jurado presentará, en pocos minutos, un resumen de su "tarea" y una discusión mucho más productiva dentro del equipo de jurados. Obviamente, la retroalimentación de los jurados al expositor será más específica, más precisa y mucho más útil. Ese procedimiento no debe ser obligatorio - cada expositor tendrá la prerrogativa de utilizar ese procedimiento con las consecuencias positivas y negativas (y terminar de preparar su exposición bastante temprano y no en el último momento...). A corto plazo, propongo probar esa sugerencia en varias exposiciones continentales y mundiales: dos-tres exposiciones en Europa, Asia y América, así como en dos-tres exposiciones mundiales. Esto permitirá que unos 40-50 miembros del jurado y varios cientos de expositores prueben la eficacia de esta sugerencia y, por supuesto, propongan cambios y mejoras. Se construirá un cuestionario apropiado para que los comentarios de los jurados y de los expositores sean analizados estadísticamente. A largo plazo, esta sugerencia puede requerir cambios en el GREV/SREV, y seguramente dentro de los reglamentos de la exposición, pero si la sugerencia llegará "de abajo hacia arriba" - de los jurados, los líderes de grupo y la Comisión Temática espero que la comunidad filatélica terminaría por aplicarla. Depende de nosotros - los jurados temáticos - impulsar eso, o algo en este sentido, en beneficio de la Filatelia Temática.

Time to expand
TC-News Enero-2017 pp.11-12
Traducción Paco Piniella

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con que el jurado necesita más tiempo para juzgar las colecciones temáticas; sin embargo, para los coleccionistas novatos no siempre es posible terminar la colección 30 o 45 días antes del plazo. Habría que ponderar con cuidado cuánto tiempo mínimo requeriría el jurado para hacer su trabajo adecuadamente. Lo que sí creo urgente es que una vez que el expositor esté dispuesto a escuchar la crítica constructiva del jurado, debe dársele explicación de los puntos desglosados. No en conjunto, sino en cada apartado. Y escuchar las explicaciones que pueda aportar el expositor.