SOLIDARIDAD CON MÉXICO


Amigos para siempre

Artículo ©F.Piniella
Aunque use la famosa canción de "Los Manolos", hoy les voy a hablar de filatelia, pero también les voy a hablar de los valores que aporta, del más importante que nos proporciona nuestra afición: la amistad. Nadie colecciona solo para uno, está el placer de compartir nuestro esfuerzo, el tiempo que hemos dedicado a buscar un sobre, un sello raro, un error descubierto, o directamente nuestra colección. En la filatelia temática aún más, porque los temáticos vamos más allá de un país, de un periodo, coleccionamos todo, de todos los países, de sellos, de historia postal, de entero-postales,... No podemos saber de todo y tenemos que relacionarnos, tenemos que ponernos en contacto con los que saben. Un filatelista tradicional también, pero se puede especializar en su país, en sus sellos de Francia o el de Historia Postal en su correo carlista o en la correspondencia de su pueblo. El filatelista temático se enfrenta al universo de todo elemento filatélico y postal. Por eso hoy les hablaré de la importancia de las relaciones personales y epistolares con los colegas filatélicos. Empecé a coleccionar de mi tema del Descubrimiento intercambiando cartas con un notario italiano llamado Ennio Giunchi, entonces él, que por supuesto no me conocía a mi, me enviaba sus consejos, llegó a mandarme su colección fotocopiada, eran otros tiempos. Desgraciadamente nunca lo conocí en persona. Si que tuve el placer de conocer al que sería mi gran amigo el divertido norteamericano Dan Olsen, que vivía en Cataluña. Fueron muchos los primeros contactos que hice cuando empecé a montar mi colección. No puedo olvidar a Mario Bueno o a José Antonio Hernán, y el admirado Paco Gilabert con las que tantas cartas intercambiaba a su apartado de correos de Granada que aún recuerdo. Y por supuesto los más cercanos de mi Sociedad Filatélica Gaditana, agrupación que hoy se mantiene como se puede.
No les voy a contar mi vida pero si les quiero trasladar la importancia de las relaciones personales y lo voy hacer como siempre con carácter didáctico en este blog, con un ejemplo. Les hablaré de cómo fui sacándole partido a una carta gracias a los consejos de tres amigos a través de nuestra particular relación epistolar. Terminé así montando una página más de mi nueva colección (Un país donde no se ponía el sol - A country where the sun never sets). 
Y empezaré el artículo poniéndoles el resultado, la hoja final, tal como ha quedado...
Mi objetivo temático era resaltar el esfuerzo de España en el mantenimiento de las comunicaciones de forma global en todos los territorios de su dominio. En principio todo iba a quedar recogido en una página en A3, que es el tamaño de las hojas que uso. Surgió en principio una pieza excepcional, el dibujo original de la emisión de Espamer'77 de España donde aparecen las rutas del Correo de Indias.
Sello final
Dibujo original con anotaciones
Filatélicamente me parecía una pieza muy interesante que un amigo -siempre un amigo- me apuntó que estaba en un stock de una casa barcelonesa y allí me lancé (una vez que los ahorros lo permitieron, jajaja). Temáticamente había que ilustrar lo que fue el correo con América, a través de la flota de galeones y armada que hacían el recorrido a Indias. Había algunos sellos interesantes de la serie de Espamer'87 que podían seguir el hilo conductor. Pero faltaba por completar la hoja con una carta real que hubiera hecho ese viaje. No soy especialista en prefilatelia, solo algo en la historia de los correos marítimos. Encontrar una carta por vía marítima no era tan difícil pero yo buscaba reforzar el texto temático con la carta. Y encontré en una casa inglesa esta carta de Cádiz a Lima...
Exterior de la carta con la marca CADIZ además de las marcas manuscritas
En el interior aparecen una relación de nombres de barcos correos
Marca manuscrita CORREO MARÍTIMO
Marca manuscrita POR LA CORUÑA
Me parecía interesante por sus marcas manuscritas "Correo Marítimo" y la vía de "Por la Coruña", me servían perfectamente para el relato temático del Correo de España con América a través de la Renta de Correos con base en La Coruña. Pero de momento no había más datos, el comerciante no me dio ni si quiera el año o años aproximados de la carta. Había que tirar de contactos, hoy mucho más instantáneos con los correos electrónicos. Hablé con tres amigos que saben mucho de prefilatelia y de tasas y de historia: José Luis Guzmán, José Antonio Herraiz, y José Manuel López Bernal. Algunos de ellos incluso hacía tiempo que no contactaba con ellos, pero respondieron como si de una carta suya se tratara. Poco a poco se fue desgranando el misterio.
José Luis me apuntó la primera pista: Como bien sabes esas marcas gaditanas se emplearon durante muchos años. En este caso concreto la intención del remitente fue mandar la carta a través de los Correos Marítimos que tenían su puerto de operaciones en Coruña para la correspondencia desde la Metrópoli con los territorios de ultramar, de ahí la anotación de encaminamiento que va manuscrita: Por la Coruña. La ausencia de un porteo, cuando éste falta en la cubierta, suele deberse a que la carta era de peso sencillo y como tal no solía ponerse por esa circunstancia, digamos que era una norma o costumbre generalizada (esta es la creencia general sin que haya normativa que lo justifique ni una base sólida para aseverarlo).
José Antonio en primer lugar me dijo que las cartas a Lima seguían normalmente estas tres posibles vías:
- A Buenos Aires por mar y desde allí por tierra a Lima.

- A Cartagena de Indias y luego por tierra y mar hasta Lima.

- A Lima directo por mar.

Cuando las cartas a Indias no llevan porte pienso que se trata de cartas sencillas. Yo diría que esta es de las que fueron directas por lo que el porte sería de 3 reales de plata fuerte. En caso haber tomado alguna vía terrestre se habrían hecho las correspondientes anotaciones.
Mi colega de tiempos del Archivo de Indias, el sevillano y auténtico "sabio" del correo con Indias, José Manuel López Bernal, no me podía fallar. En seguida me contestó y me dijo en una primera misiva: Carta transportada por el Correo Marítimo desde Cádiz por la ruta de La Coruña a Buenos Aires por mar y por tierra a Lima. No tiene fecha pero por el receptor y el contenido del interior, debe estar fechada entre 1793 a 1804, probablemente por la Fragata San José alias “El Jasón”. Fuente: Archivo General de Indias. El destinatario (Don Agustín de Querejazu y Concha, de la Orden de Carlos III) era uno de los del "clan Querejazu”. La carta no lleva porte porque es una carta sencilla (3 reales fuertes).
Cruzando la fecha en que la persona a la que va dirigida fue aceptado en la Orden de Carlos III (1793) y los viajes de las Fragatas Jasón, Levante y la Reina María Luisa (1788-1802 aprox.), a las que se alude en el interior, podemos decir que se envió entre 1793 y 1802, pero luego te doy los datos mas concretos. Obviamente salió por la ruta de La Coruña a Buenos Aires, que era el puerto de entrada "natural", salvo cuando había dificultades, para la correspondencia para el Perú. 
Herraiz me sigue confirmando los mismos datos del remitente: He visto la carta y es muy interesante. El destinatario (Don Agustín de Querejazu y Concha, de la distinguida Orden de Carlos III) era uno de los del "clan Querejazu", una familia muy importante de Lima. Su hermano Antonio aparece en el desagradable asunto por el que el virrey Amat cambió "a la brava" en 1767 la tarifa de franqueo del correo marítimo de Indias a España, con ataque de nervios incluido del entonces inspector de la Renta Pedro Antonio de Cossío.
La carta no llevaba visible ninguna fecha. El detalle de que la carta fuese por Cádiz a pesar de lo indicado a mano "por La Coruña" nos podía indicar que se tratara de una carta de la última década del siglo XVIII, en donde los barcos salían de la Península desde donde más convenía según las circunstancias bélicas. No obstante, habría que confirmar la fecha de la muerte de Agustín de Querejazu.
Finalmente López Bernal completa el puzzle: ...de los buques citados en el interior de la carta, el que tiene pruebas documentales de su navegación con fechas extremas mas dilatadas es la Fragata San José, alias "El Jasón"
- En la Sección de Consulados, del Archivo General de Indias, consta su Libro de Conocimientos de Embarque, de 1784.
- En la Sección Juzgado de Arribadas, del mismo Archivo, consta como fecha última, el pasaje de José Ruiz de Monroy a La Guaira en dicho Navío, en 1804.
Si se cruzan las fechas de la entrada del destinatario en la Orden de Carlos III (1793) y la fecha última de constancia documental de navegación del buque (1804), la carta debe fecharse entre 1793 y 1804. Período convulso por las sucesivas guerras (desde 1797) para los Correos Marítimos de la Real Renta de Correos, con base en el Puerto de la Coruña, y posteriormente en el de Ferrol.
Por último me envía el enlace al expediente digitalizado del ingreso de la persona a la que va dirigida la carta en la real y Distinguida Orden Española de Carlos III, en 1793; por lo que la carta no puede ser anterior a esta fecha. Agustín de Querejazu y Santiago Concha Mollinedo y Errazquín.
El resultado final es el texto siguiente... 
Letter carried by the Maritime Mail, from Cadiz, route from Corunna to Buenos Aires by sea and by land to Lima. No date but the person receiving and within the text of the letter, must be dated between 1793-1804, probably by the Frigate “San Jose”, alias ”El Jason". Source: López Bernal, J.M.
The recipient, Don Agustin de Querejazu and Concha, of the Order of Carlos III, was one of the "Querejazu clan." The letter is not marked with the tax because it is a simple letter (3 Reales Fuertes). 
He completado la hoja temática con un apartado sobre el Galeón de Manila, destacando los descubrimientos que hacen los marinos españoles de las actuales islas de Hawaii, hoy en manos de los EE.UU. (ver la página arriba).
Bueno, mi propósito en este pequeño artículo era el de primero agradecer a todos los amigos que tengo y que en definitiva son parte de mi exhibit y de mis éxitos en algunas exposiciones. Porque cuando debajo de una carta se pone una información no siempre esa es tan fácil como la de trasladar la descripción de un catálogo de subastas, a veces, como en esta ocasión hace falta una investigación y un tiempo y sobre todo: ¡unos amigos! Hasta la próxima, les espero con sus comentarios.

3 comentarios:

from-philately-to-froglately dijo...

Excelente artículo, darnos cuenta de todo lo que nos hacen vivir estas piezas filatélicas... es una maravilla!!!

Omar Carrillo dijo...

Esas son las cosas que hacen únicas a la filatelia.

Anónimo dijo...

Magnifico artículo. De los citados, varios fueron amigos y otros, afortunadamente, lo son hoy. Saludos
Estanislao Pan