Transnistria: un nombre enigmático con estampillas nada aconsejables

Artículo de ©Abraham Valencia
Transnistria es un pequeño territorio ubicado al este del río Dniéster, dentro de la actual Moldavia, justo en la zona de frontera con Ucrania.  Durante la edad media y la edad moderna el territorio estuvo poblado por tribus eslavas, moldavos-rumanos y tártaros  y fue disputado por Lituania, el Imperio otomano en 1504 y el Imperio Ruso. Cuando el territorio para a ser parte del Imperio Ruso (1792) comienza una colonización de rusos y ucranianos hacia la zona.
En 1802 es creada la Gobernación de Kherson del que el territorio pasa a ser parte. Dentro de dicha gobernación Tiraspol (capital de Transnistria) es parte del llamado centro administrativo de Tiraspol Uyezd. El 1 de enero de 1873 Tiraspol Zemstvo pone en servicio una oficina de correos, en ese entonces en el Imperio Ruso había escasez de estampillas por lo que en dicho lugar se emitieron dos estampillas Zemstvo (estampillas locales reconocidas por el servicio postal ruso) en 1873 y 1879. Para algunos filatelistas rusos, dichas estampillas son las primeras de Transnistria.
Tras la Revolución rusa de 1917, la región pasó a formar parte del Territorio Moldavo Autónomo. El 12 de octubre de 1924, la Unión Soviética (URSS) creó la República Autónoma de Moldavia, con capital en Balta y como parte de la República Socialista Soviética de Ucrania. En 1940 se divide la República Socialista Soviética de Ucrania y se crea la Republica Socialista de Moldavia, como parte de la Unión Soviética,  formando Transnistria parte de ella.
Después de la invasión del Eje a la unión Soviética (Operación Barbarroja, 1941), Transnistria fue anexionada a Rumanía como parte de la llamada Gobernación de Transnistria.  El 6 de octubre de dicho año, Rumanía emite una serie de tres estampillas para conmemorar el cruce del río Dniéster por parte de sus tropas en la invasión a Rusia. La imagen es del príncipe de Moldavia George Ducas (siglo XVII). Se podían usar en todo el territorio de Rumanía pero se priorizo su uso en Transnistria. 
En diciembre de 1942 Rumanía emite una serie de tres valores de estampillas semipostales para conmemorar el primer aniversario de la anexión de Transnistria a Rumanía.  Dichas estampillas fueron emitidas solo para su uso en Transnistria.
El 2 de julio de 1943 se reimprimió la primera serie, más un valor adicional, para celebrar el segundo aniversario de la anexión de Transnistria a Rumanía. Después de la Segunda Guerra Mundial, Transnistria volvió a formar parte de la Unión Soviética como parte dela República Socialista Soviética de Moldavia
En 1990, con el inicio de la desintegración de la Unión Soviética, la aún República Socialista Soviética de Moldavia comienza algunas negociaciones para la reunificación con Rumanía y su nuevo gobierno. Los eslavos de Moldavia proclamaron la República Moldava del Transnistria (PMR) el 2 de septiembre de 1990. El 27 de agosto de 1991 Moldavia declara su independencia, incluyéndose la PMR dentro de su territorio. El 2 de marzo de 1992, cuando Moldavia recibe el reconocimiento internacional como país independiente, estalla el conflicto entre el recientemente creado ejército moldavo y las milicias de Transnistria. Paralelo a la guerra civil iniciada, el 30 de junio de ese mismo año, las autoridades postales de Tiraspol, sobre imprimieron estampillas de la antigua Unión Soviética utilizándose de forma local desde el 3 de julio hasta el 21 de ese mismo mes cuando fueron confiscadas y destruidas por las autoridades de Moldavia. Dichas estampillas son consideras en Transnistria como las primeras emitidas como país independiente aunque dichas estampillas no fueron reconocidas por la Unión Postal Universal (UPU) ni por el gobierno de Moldavia (país al que pertenece la PMR) constituyéndose en estampillas ilegales.
A finales de julio de 1992 el conflicto se detuvo tras la intervención del 14º ejército ruso, desplegado en Transnistria desde la época soviética, pero con ambas partes sin llegar a algún acuerdo sobre la disputa territorial. Desde diciembre 1993, Transnistria ha seguido emitiendo sus propias estampillas pero no tienen reconocimiento internacional y solo circulan localmente y dado el reconocimiento internacional de Transnistria como parte de Moldavia, todas las emisiones son ilegales.

Para el correo internacional la población de Transnistria usa estampillas de Moldavia. Hoy en día el problema de Transnitria sigue sin solución y mientras tanto todas sus emisiones seguirán estando en la categoría de ilegales y prohibidas en las colecciones.

2 comentarios:

jordi dijo...

Hola Abraham. Gracias por divulgar estos temas y ayudarnos a crecer filatelicamente.

Prohibidas en las colecciones no lo estan. Cada cual hace su coleccion a su gusto. Si acaso en los eventos competitivos.

Y por lo que se cuenta en el articulo, gran parte del relato describe una autentica historia postal, dejando de lado las emisiones mas recientes, que si que parecen bogus a pesar que mencionas que se usan con normalidad dentro del territorio. Que quede claro que no defiendo a las emisiones especulativas. No deduzco que las primeras lo sean... y quizas las ultimas tampoco si se utilizan con normalidad. No creo que una rigurosa historia postal de este conflicto sea una aberracion filatelica, aunque solo tenga sentido en ese ambito geografico en particular. Nosotros quizas lo veamos como material inapropiado, pero dudo que tengan esa misma vision quienes en el territorio compran esos sellos y los utilizan para franquear su correspondencia ... y que las cartas llegan... Otra cosa muy diferente son aquellas gentes de otras partes del mundo que no saben ni siquiera donde comprar los sellos para franquear correspondencia que su pais emite, porque jamas los han visto ni saben de ellos.

Disculpad la ortografia... es lo que tiene buscar los acentos en un teclado USA.
Salud a todos.

Anónimo dijo...

Discrepo de lo que pone en el último párrafo acerca de "ilegales" y "prohibidas en colecciones".

Desde que se inventó el sello han sido muchas las administraciones que por un motivo u otro han emitido sus propios e "ilegales" sellos. Podríamos citar por ejemplo en nuestro propio país los sellos emitidos por el pretendiente D. Carlos durante la Tercera Guerra Carlista.

Queramos o no, el conflicto de Transnestria ya forma parte de la Historia real y la postal, al igual que otras regiones separatistas (Kasai del Sur, Biafra, Somaliland, ...) o con conflictos que partieron un país (Vietnam, p.e)y que emitieron sus propios sellos. A nadie se le ocurre decir que los sellos de esos "países" no deben ponerse en colecciones y/o exposiciones. Es más, incluso están catalogados.

Ahora bien, si vamos a hablar de "ilegales", con el Reglamento de la FIP acerca de "emisiones prohibidas" pienso que hoy en día muchas de las emisiones de "sellos" de España estarían prohibidos en las exposiciones, empezando por los faciales de muchas emisiones ya que no se ajustan a tarifas postales vigentes.