El "material" producido en la elaboración del "material" (1/2)

Artículo de ©F Piniella

Hoy no vamos a hablar de sellos, ni de matasellos, ni de enteropostales, ni de los materiales habituales postales y filatélicos que componen una colección, vamos a hablar de los materiales que se crearon en la producción de esos materiales, valga la redundancia en la repetición de la palabra. Estamos hartos de ver grandes colecciones, sobre todo, donde aparecen, rizando el rizo no solo el sello sino incluso el dibujo original con el que se realizó ese sello, en el algunos caso acuarelas, fotografías o fotograbados (en el caso de emisiones clásicas). Lo mismo ocurre con materiales postales como los enteropostales o más recientemente los diseños de matasellos. Hay una gran variedad de este material que suele salir con cuenta gotas y del que existe una gran variedad, y el que a veces puede ser más valioso y a veces menos.

Por ejemplo aquí el coleccionista emplea en su primera hoja un bello
dibujo original del que salió un sello de Naciones Unidas de 1997
Colección Damian Läge


  • Material apropiado.
Igual que un sello puede ser más raro que otro, e igual que un sello clásico será normalmente más raro que uno moderno, esto ocurre en este tipo de material. Analizando las normas, los reglamentos y directrices, vemos que en las SREV's de nuestra Filatelia Temática encontramos en el Art. 3 una aproximación a los principios para la composición de la participación, en definitiva a los materiales que podemos usar. Es como si de un concurso de escultura te dijeran se puede emplear el yeso, la piedra y la cerámica, estaría claro que no puedes presentar una escultura de hierro. Por ello es muy importante saber qué podemos exponer, porque coleccionar en nuestra casa podemos coleccionar de lo que nos de la gana. Repasemos por ello este artículo en su primer apartado…
3.1. Material filatélico apropiado: Material postal-filatélico apropiado es el que ha sido emitido, se proyectó emitir o ha sido producido en la elaboración de la emisión, con el propósito de transmitir correo u otras comunicaciones postales, el que ha sido usado para ello, o considerado válido por organizaciones postales gubernamentales, locales o agencias postales privadas, así como por otras autoridades debidamente encargadas o facultadas para ello. 
El material que se emplea en la elaboración de una emisión tiene que ver con el proceso de impresión, ello implica tener algunos conocimientos de lo que ocurre en una imprenta, donde primero se encarga el diseño a un artista, con mejor o peor gusto, luego este complementa el diseño con algunas fotos, si hiciese falta y empieza a hacer bocetos.
Una cuestión a no perder de vista es que este material de imprenta no es un material cualquiera. No se trata de un boletín parroquial o un calendario de deportes, es un valor estatal, tiene la misma consideración que el papel moneda, por eso debe realizarse en imprentas con estrictas medidas de seguridad, donde en principio todo el material empleado para elaborar los sellos debe ser destruido. Poco material se filtra por ejemplo de nuestra española Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, por eso este material será más raro (y más caro). Sin embargo determinadas administraciones postales tienen delegado este papel en impresores privados, de mayor o menor prestigio, cada uno sabe a lo que me refiero.
  • El primer paso es el boceto del sello.
El primer paso es el dibujo del boceto del sello por el artista, en principio en blanco y negro, en algunos casos a lápiz como puede verse en los casos que presento abajo, en principio pueden ser simples trazos, bosquejos de lo que será, y al final puede ser el diseño que el artista entregará a la imprenta. Según el sistema de impresión el artista tendrá en cuenta si debe dar más o menos detalle a lo que propone. No es lo mismo un dibujo para un sello tipografiado que litografiado o fotograbado. Si hablamos de litografía por ejemplo, el artista lo que grabará será un cuño prototipo de bronce con el que lo más que podremos tener será una prueba inicial, pero nunca un dibujo a no ser que se plantee un boceto previo. Vemos algunos casos abajo encontrados en la colección de Julio Maia…

-> Aquí arriba puede verse un simple boceto.


-> Aquí el dibujo es ya definitivo.


-> En este caso el dibujo ya lleva la viñeta principal y el marco, hasta el dentado.




-> Aquí sin embargo, en este conjunto excepcional, se aprecia el dibujo de la viñeta, el del marco y luego el montaje con una foto del dibujo.

  • El tamaño importa.
Al diseñar un sello hay que trabajar en diferentes escalas, generalmente los diseños originales son piezas grandes que luego se reducen. Estas grandes piezas además han popularizado el que el tamaño de las láminas se haya ampliado. Abajo vemos algunas colecciones con estos dibujos.

Esta pieza, por ejemplo, es de enormes dimensiones que sobrepasa incluso el Din A-3 - Colección Hällström

Aquí se puede ver la composición de dibujo en la cartulina y el papel cebolla con anotaciones - Colección Sheer

Parecido al anterior diseño en acuarela con papel cebolla y textos superpuestos - Colección Piniella

Esta pieza por ejemplo pierde mucho por estar "doblada"
 si en vez de A4 utilizara A3 saldría ganando la colección
"Domus dei, a history of european church" de Jukka Mäkinen

  • Y los diseños van cambiando.
Lo normal es que nos encontremos en algunas subastas piezas de este tipo que no corresponden exactamente con el diseño final, ello se debe a que al final la administración postal puede rechazar el diseño o bien modificarlo.

Esta pieza es un montaje de acuarela y tinta china cuyo diseño al final se modificó
añadíéndole a la Reina una gran corona y un formato diferente,
aunque se mantuvo el retrato se modificó el fondo
Colección Piniella

-> Lo más habitual es que el valor también cambie como podemos ver aquí abajo...

Aquí se puede ver como el valor original de 25 se ha pasado a 20c
Colección Läge

  • Diseños no admitidos.
Aunque hay quien los cuestiona yo creo que son parte del proceso de elaboración del material. Es como si fueran al casting de una película, en cierto modo son parte de la historia de ese sello, "el que pudo ser pero no lo fue". Claro que si tenemos que elegir será mucho mejor un diseño de un sello emitido que de uno no emitido.

Dibujo original para un sello de Nueva Zelanda
de 1931 que no fue elegido - Läge

  • El fraude.
En todo proceso especulativo como es obviamente el del negocio de la Filatelia, puede haber fraude. Este fraude puede ser de dos tipos, por una parte un dibujo que lo ha sido a posteriori, para venderlo, porque el original no existe o se lo quedó la casa impresora; o bien que se proliferen los diseños especialmente de países de dudosa reputación filatélica. Como todo en la vida, la prudencia será lo más importante a la hora de comprar y a la hora de exponer. Todos los bocetos originales son válidos pero no tendrá el mismo valor, ni la misma rareza uno de España o Francia, que de Aitutaki o Ajman, por poner algunos ejemplos.



3 comentarios:

João tiago Cavalcante Lima dijo...

Hola!
Estimado señor Piniella, quiero felicitarlos por los artículos preciosos. pero tengo dos preguntas que me gustaría resolver.
El primeira.Tenho un boceto previo de un símbolo utilizado en la cobertura oficial de seguros de vida en Nueva Zelanda. Está permitido el uso de una exposición filatélica competitiva?
La segunda: Tengo una impresión final del artista (una cuestión moderna de Bélgica -1992) que se presentó en la comisión filatélica. No es un dibujo. Se puede utilizar? El sello fue publicado.
Tercero: Hay una serie de películas en compensar una impresión, que puede ser utilizado en una exposición filatélica competitiva?

Doy gracias a su atención.

Paco Piniella dijo...

1. NO Hablamos de bocetos con finalidad filatélica o postal. Vale el boceto de un diseño de sello, matasellos o enteropostal, pero no un tema de seguros.
2. Vale, aunque su rareza no es alta.
3. Entiendo que se refiere a un material filmico pensado en la emisión de un sello, en ese caso es un material válido.
Saludos.

João tiago Cavalcante Lima dijo...

Gracias por la valiosa información que usted.
La cobertura que he dicho, se refiere a la Life Insurance repartición oficial del gobierno de Nueva Zelanda, emitió sellos desde 1891 hasta 1981. Como bien como las cubiertas que tenían el símbolo de Seguro de Vida - Un faro. utilizado en las correspondencias oficiales.

Saludos.