Modalidades discursivas aplicadas a la Filatelia Temática

Artículo de ©Marcela Díaz-Cabal
En un artículo publicado en el blog de la Asociación Filatélica de Panamá, “Dos colecciones, dos enfoques”,  explicaba yo cómo las colecciones filatélicas temáticas debían desarrollarse empleando la modalidad discursiva adecuada al tema y a la perspectiva elegida.  En aquella ocasión hablé de la narración y la argumentación empleando mi propia colección y la de mi compañero Edward Vianna como ejemplos de dos colecciones que, en el mismo rango de puntuación, ilustraban lo que pretendía demostrar: que en la filatelia temática no siempre se trata de “narrar una historia”.
Hoy quisiera referirme a otras dos modalidades discursivas—la exposición y la descripción—contrastadas con la narración utilizando para ello dos colecciones temáticas del mismo rango de puntuación, que son además, indiscutibles referentes en Europa y América para quienes incursionan hoy en esta rama de la filatelia.  Me refiero a La conquista del horizonte: Los viajes de Colón desde una perspectiva global de Francisco Piniella y Puentes: Librando obstáculos de David Braun. Ambas colecciones, de probada excelencia a nivel mundial, ganadoras de Oro FIP (máximo galardón al que muy pocos pueden aspirar) ilustran con claridad dos modalidades discursivas distintas, pero igualmente válidas.
Primera hoja de la colección Piniella
Segunda hoja de la colección Piniella
La de Piniella sería el clásico ejemplo del discurso narrativo si no fuera por el guiño que nos hace el autor al plantear su colección como si se tratara de una ópera con una obertura y tres actos, más propio del discurso musical.  En otras palabras, aunque una ópera supondría una modalidad que no  todos incluye dentro del discurso textual, el diálogo, lo cierto es que la colección cuenta la historia de un hecho, un acontecimiento que revolucionó la vida misma del orbe en su momento: el descubrimiento de América.  Pero precisamente por tratarse de un asunto tan conocido, el autor, que en sus inicios, según cuenta, le dio un enfoque demasiado clásico, (la llamó “Crónicas del Descubrimiento”), luego reflexiona y decide que Colón no había descubierto realmente nada; solo había extendido los límites geográficos de lo desconocido, de ese “horizonte” que nunca se alcanza, pero cuya conquista, hermoso oxímoron, logró cambiar al mundo.
Otro giro inteligente que le imprime Piniella a su colección la aleja de lo “usual y acostumbrado” para plantearla desde un punto de vista más amplio y enriquecedor: comienza la historia a partir del momento en que la curiosidad del ser humano lo incita a investigar qué hay más allá de esa línea paralela que contemplan sus ojos hasta integrar el vasto HORIZONTE, así con mayúsculas, que representa la empresa colombina.
Si narrar implica contar sucesos, es evidente que el autor no habría podido elegir otra forma para desarrollar su discurso filatélico.  La empresa de Colón, con todos y sus antecedentes, es un acontecimiento que ocurre en un lugar y un tiempo determinados. Su tratamiento exige una secuencia cronológica. Sin embargo, también Piniella plantea una tesis en su introducción: “When Columbus sighted for the first time the shores of America, he did not only see the small horizon of an island, he discovered the vast Horizon of the Planet of all men”. Un recorrido por la preciosa colección de Paco Piniella nos confirma el éxito de su argumentación.  Pero entonces, qué tenemos: ¿narración o argumentación?  Las dos cosas.  Estas modalidades discursivas tradicionales—narración, descripción, exposición, argumentación—pocas veces se dan de manera exclusiva, en su estado “puro” en ningún texto.  Es muy difícil narrar sin describir, así como no se puede argumentar sin exponer. Por lo tanto, debe tomarse en cuenta cuál de las modalidades prevalece. En este caso parece evidente que es la narración la que destaca sobre las demás aunque no las excluya.
Primera hoja de la colección de Braun
Segunda hoja de la colección de Braun
David Braun, por contraste, nos ofrece una colección de otro tipo. Se trata de una colección de carácter expositivo-descriptivo. Y es que al hablar de “puentes” no puede ser de otra manera. Mientras la narración organiza y cuenta sucesos reales o imaginarios en una línea temporal, la exposición explica e informa sobre un tema dado.
En este caso, Braun, en su magnífica colección no tiene que contender con un tema muy conocido. Por el contrario, ¿cuántas colecciones sobre “puentes” conocemos? El problema que debe enfrentar Braun es otro: ¿cómo seducir a un público profano y despertar su interés en estructuras propias de la ingeniería, ciencia tan compleja como abstracta y tan alejada de nuestro bagaje intelectual? La verdad es que Braun logra superar esa dificultad con maestría y elegancia. Por una parte, plantea de manera gráfica y sencilla los grandes obstáculos con los que ha tenido que enfrentarse el hombre en la naturaleza y cómo los ha superado con inteligencia. Pero inserto en su discurso, asimismo alude a las estructuras, los materiales, los usos, su construcción y su destrucción. En otras palabras, nos da a conocer el objeto de su estudio a través de la exposición, pero también lo logra por medio de una “pintura” elaborada con la imagen y la palabra.  Que no es otra cosa que lo que llamamos “descripción”.
Braun, al explicar la variedad de obstáculos y los puentes  con que el hombre los ha superado, imperceptiblemente nos conduce de su mano a una hermosa metáfora final, “pincelada” de vida: los puentes no sólo libran barreras; también “unen” a la humanidad.
En fin, como conclusión  podemos decir que en la filatelia temática, como en cualquier otro texto, no existe un discurso superior a otro, mucho menos una “única” modalidad.  Es bastante más complejo que ello.  Serán el propio tema y el tratamiento que elija el coleccionista los que señalarán el discurso apropiado en cada momento. Porque lo cierto es que NO siempre podemos o  queremos “contar una historia”.


Aquí en La Lupa están publicadas ambas colecciones:


14 comentarios:

from-philately-to-froglately dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
from-philately-to-froglately dijo...

Excelente comentario Marcela, hay que tomar en cuenta dos puntos muy importantes, el primero la categoría en la que se encuentran, recordemos que: la filatelia temática se divide en 3: Naturaleza, Cultura y Tecnología, Y aquí es donde se complican los escenarios nuevamente, cada filatelista podrá manejar su tema a su preferencia, no olvidemos que cada colección es distinta así mismo la forma de desarrollarlas (aunque comparten algunos rasgos). Notemos lo siguiente: "Tecnología" el área donde se encuentre el colega Braun es una área "objetiva" y muy definida por acontecimientos históricos, el área de "Cultura" donde se desenvuelve nuestro colega Paco se llena de el datos histórico e hipótesis de acuerdo a los autores basada en los hechos históricos mitos y/o leyendas y la conexión delos mismos y no hablamos de Naturaleza una área con su propia complejidad. El segundo punto es el estilo del filatelista para ejecutar su "obra". Podremos encontrar similitudes entre las tres áreas de la temática, pero difícil emplear el mismo estilo para todas, lo único que siempre está condicionado a tener el mismo manejo (con sus parafraseos) es y será la información filatélica.

jabo dijo...

Soy nuevo en este hobby quiera que me expliquen si se puede realizar una coleccion sin tener que contar una historia, por ejemplo yo colecciono aves de acuerdo al ctalogo DOMFIL, y los-clasifico por paises tomando en cuenta toda la clasificación taxonomica de cada ave es decir por especie,genero, etc. etc.
Por otra parte como coleccione los sellos de pinturas de autores famosos, por series?, por autores, se puede describir su biografía y clasificarlos de acuerdo a un orden cronológico, realizar una breve descripción de las obras?. Mucho me agradaría poder contar con su asesoramiento. Gracias

Paco Piniella dijo...

Jabo se puede contar una historia sobre aves, claro que si. El ejemplo más cercano la colección de Läge: "Fascinado por las plumas" donde el autor describe cómo la relación cultural de las personas con las aves a través de las costumbres, la moda, etc. Solo hay que pensar y darle vueltas a la cabeza hasta encontrar algo novedoso. Te recomiendo leas esto: http://filatelia-tematica.blogspot.com.es/2014/09/como-mejorar-la-coleccion-tematica-1-el.html

jordi dijo...

Jabo. Hay dos tipos de coleccionismo: el del ámbito privado y el del ámbito público. En el ámbito privado no hay normas. Cada cual se organiza la colección segun su propio criterio. Y ahí puedes organizar tu coleccion como quieras: por clasificacion Linnea, por familias de aves, por continentes, por paises, por catalogo o por orden alfabético. Como tu quieras. En el ámbito público, en general de lo que se habla eneste blog, la cosa ya cambia. Hay unas reglas de juego. Pero lo que marca la diferencia no son las reglas de juego, sino el enfoque y la originalidad. Con las mismas piezas filatélicas, no montará de igual la colección Pep Guardiola o Maurinho, ni Maurinho que Zidanne. Sin duda, lo divertido de la filatelia temática es pasar del ámbito privado al público. Animate.

jordi dijo...

Excelente artículo.
Para completar la trama argumental echaba en falta el artículo que citas. Como no estaba disponible en La Lupa, lo he buscado.
Quien quiera leerlo, este es el enlace http://asociacionfilatelicadepanama.blogspot.com.es/2016/10/tematica-dos-colecciones-dos-enfoques.html

Anónimo dijo...

muy interesante el artículo y opinión, como ingeniero que soy y como filatelico, ambas colecciones me enganchan a leerlas, y si soy de esos raros filatelicos que se leen las colecciones.

Un saludo

Enrique Viruega

Edward Vianna dijo...

Muy Bueno el Articulo, es del tipo que te pone a pensar un rato...
Para Jabo creo que como dice Marcela, hay varias maneras de narrar esa historia.. creo que has logrado "contar esa historia" cuando dices: ___los-clasifico por países tomando en cuenta toda la clasificación taxonómica de cada ave es decir por especie, genero___ lo único de una manera científica y técnica en donde la Filatelia se convierte en el sujeto a ilustrar con textos especializados científicamente. Nos encontramos así que, también es válido que la filatélia sea ilustrada.
Para Jordi, muchas gracias por visitar el blog de la Asociación Filatélica de Panamá, que tratamos siempre de mantener con noticias de las Emisiones de Panamá en el mundo.
Te puedo entender lo de los ámbitos, pero si hacemos una historia, descubrimos algo, o simplemente hacemos un estudio, lo mejor es compartirlo con todos los demás...la diferencia es montar y exhibir tu colección, claro quizás con reglas, pero después de conocerlas, se hicieron para romperlas. Un saludo

Ramiro Ferrari dijo...

Excelente artículo! Estoy avanzando con mi colección temática y quisiera saber qué programa informático utilizan para desarrollar eses hojas tan bonitas. Cordiales saludos!

LORA dijo...

Hola a todos. Felicidades por el articulo. El programa que yo utilizo para montar mi coleccion tematica es el Publicher de Microsolf Ofice.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, amigos, por sus comentarios que siempre enriquecen. Creo que para no confundir a Jabo, debo añadir un par de cosas. Paco y Jordi tienen razón al afirmar que una cosa es coleccionar para uno, lo que nos da toda la libertad del mundo; y otra es cuando también sentimos el deseo de competir. Es como el juego de fútbol. Puedes jugar con tus amigos sin muchas reglas o incluso, rompiéndolas; pero si quieres participar en una liga, debes seguir las reglas. La filatelia temática busca desarrollar un tema tal como lo hacemos en una tesis de maestría o doctorado. Casi siempre contando una historia o argumentando, independientemente de que el tema sea clasificado en 3 (lo usual) o en 9 apartados (como en Finlandia). Debo confesar que mi artículo que menciona Jordi sobre la narración y la argumentación, inicialmente lo escribí porque me pude percatar de que la mayoría de los filatelistas, incluso algunos jurados, piensan que la temática trata solo de "echar un cuento". Lo que yo he intentado explicar es que no es tan sencillo como parece. Que también una colección puede ser válida aunque no narre una historia, como la mía, por ejemplo; o puede exponer un tema para informar, explicar, dar a conocer algo interesante (Braun) o puede narrar hechos, acontecimientos (Piniella) o el surgimiento y devenir de una idea (Vianna). Lo importante, sin embargo, es leer las reglas y sobre todo, observar y estudiar diferentes colecciones temáticas aún aquellas que no son del asunto que has elegido. Porque aprenderás. Y muchísimo ayudan los congresos, seminarios y charlas de los entendidos. Como siempre, la motivación es el factor más importante. Muchos saludo, Marcela

Anónimo dijo...

Para quien preguntaba qué programas utilizamos para confeccionar las hojas, yo utilizo Word. No sé manejar otro programa, pero hasta ahora me ha resultado bastante bueno el Word, además de una regla para medir las piezas y un consejo que me dio mi hijo arquitecto y que comparto: dejar un marco visual (sin líneas) de uno o dos centímetros alrededor de toda la hoja porque estéticamente luce mejor.
Marcela

Paco Piniella dijo...

Yo utilizo simplemente power point y luego lo exporto a pdf

Anónimo dijo...

Pido disculpas por un error. Los 9 apartados en los que clasificaron los exhibits fue en el Campeonato Europeo, no en Finlandia.
Saludos, Marcela