El correo de alta montaña


Artículo © José Ivars Ivars 
Para llevar a cabo una colección temática, muchas veces nos vamos a encontrar con material que nos hará dudar de si tienen ó no cabida en las hojas que compondrán nuestra colección. Esto es así porque la filatelia temática abarca por lo general, en mayor ó menor medida, todos los campos filatélicos conocidos, y porque la diversidad de material postal que podemos llegar a encontrar es descomunal. Lo que siempre hemos de hacer, además de que saciará nuestra curiosidad filatélica, es el estudiar cada pieza en la medida que nos sea posible. Seguro con ello tenemos un mejor conocimiento de las razones del documento y del porque de las posible marcas que contenga.
Refugio de Montaña “Góriz”
Marca "Correo por burro"
El carácter “Universal” que tiene el Correo, le hace ser un servicio que ha de llegar a todo el  mundo, y que nuestro Estado garantiza que “…ha de llegar a todo el territorio nacional de forma permanente…”, es decir que ningún rincón se salva de poder ofertar el servicio de recogida o entrega de la correspondencia.
Con esta premisa, sabemos que existen peculiares “correos” no convencionales a los que en ocasiones no se les presta la suficiente atención, bien por desconocimiento de su existencia, bien por la falta de información, pero son muchas las colecciones temáticas en las que tendrían cabida. Por enumerar algunos digamos que tenemos, el correo fluvial, el correo neumático, en globo, por medio de animales, etc.
De todos esos muchos “correos” poco convencionales o simplemente especiales, encontramos uno al que la altura no le es impedimento para cumplir con su cometido. Se trata del servicio postal desde el Refugio de Montaña de Góriz, que da servicio a los montañeros y excursionistas que pasan por la zona y quieren inmortalizar el momento a 2.160 metros.
Por la poca información que he podido constatar y consultar, este servicio postal se lleva a cabo tan solo en los meses veraniegos o de buen tiempo, y por las piezas contempladas y estudiadas, bien se hacía a lomos de burro o incluso a pie “en mochila”, o así consta en la marca que algunas tarjetas postales y cartas llevan.
El Refugio de Montaña “Góriz” (foto de arriba), está situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, a 2.160 m. de altitud como ya se apuntó, y tiene una capacidad para unas 70 personas. El actual es fruto de una renovación que tuvo lugar en el año 1961, a cargo del arquitecto D. Julián Delgado Ubeda, de ahí que lleve su nombre como bien vemos en algunas de las marcas que se estampa en la correspondencia que desde el mismo refugio se pone en circulación.  Esta renovación fue inaugurada en 1963.
Filatélicamente, cabe que estas marcas adicionales que vemos en la correspondencia, tengan o no cabida en una colección de índole “temático”, si bien toda la correspondencia cotejada está matasellada en las poblaciones del entorno como pueden ser Sabiñánigo, Biescas, Torla, etc., todas poblaciones de la provincia de Huesca, seguramente en función de donde ejercería el cartero que estaba destinado al menester postal de subir a recoger la correspondencia.
Las marcas comentadas todas llevas la altitud del Refugio en 2.200 metros, y en unas se lee Correo en Burro y en otras Correo por Mochila. Algún estudio realizado sobre estas marcas, apuntan que se cambiaban con bastante frecuencia, incluso la forma y las leyendas utilizadas, lo que nos hace pensar que pueden ser varias las existentes a lo largo estos años.
Un capítulo más a tener en cuenta a la hora de conocer el correo, fuente inagotable de piezas para que el filatelista disfrute de esta pasión llamada FILATELIA, y un motivo más para cuando salgamos de viaje, nos llevemos un recuerdo en forma de correspondencia epistolar, antes de que este arte de enviar cartas o postales, pase a mejor vida.

No hay comentarios: