El "esmero" de la presentación

Artículo de ©JA Gándara
Hoy en día con los medios que tenemos a nuestro alcance no es complicado hacer una presentación digna, pues no solo nos jugamos 5 puntos, ya que de ésta presentación, en parte, también influye a la hora de puntuar nuestros conocimientos filatélicos y el desarrollo de la misma. Hay colecciones que se presentan una y otra vez, que no mejoran el nivel, que se quedan estancadas y necesitan un cambio. Cuando se comienza con una colección temática, tenemos unos conocimientos, y según vamos estudiando con más profundidad el tema al mismo tiempo podemos enriquecernos filatélicamente y encontrar nuevas piezas y por lo tanto es necesario reconstruir el plan, incluso el título etc. y por lo tanto muchas veces requiere un nuevo montaje y esto es lo que algunos expositores parece que les da reparo llevar a cabo, yo siempre he pensado que una colección temática siempre se debe montar las veces que sea necesario, personalmente yo la he montado y vuelto a montar en muchas ocasiones, por lo que debemos hacer este trabajo tantas veces que sea necesario.
   
Aquí tenemos un ejemplo.
Arriba;  Título, presentación y plan en dos hojas.
Abajo;  La misma colección con el Plan modificado.
Otros aspectos a tener en cuenta son las frecuentemente perdidas de espacios en las hojas con textos irrelevantes, que podemos aprovecharlo con material filatélico, o bien con información temática. Estos detalles son muy importantes cuando queremos ir subiendo el nivel de la colección, y sobre todo si queremos alcanzar el Oro. Recordar que es una colección filatelica, no de literatura. Uno de esos errores que se incurren habitualmente es poner textos que son evidentes que ve a simple vista, poner el país o el año de emisión, dentado etc. no es necesario, puede haber circunstancias en que sí, pero solamente si es necesario. Veamos un ejemplo:
Podemos observar lo que sobra. El Primer ejemplo de ellos es evidente y el segundo, el país tambien y el año no nos aporta nada, no es relevante.
En este otro caso esta correcto, auque a simple vista son practicamente iguales son de distinto año, dentedo y una variedad de color.
Las marcas o fechadores de transito o llegada del anverso de los sobres no es necesario reproducirlas, no es una colección de Historia Postal, por lo tanto con una descripción a pie de la pieza es suficiente. De todos modos puede haber excepciones, y sobretodo si la queremos utilizar esa marca temáticamente. Tenemos un ejemplo en la siguiente hoja, reproducción de la marca que hay en la parte posterior de la carta.

Los sobres de primer día, conmemorativos, matasellos especiales etc. siempre los utilizaremos en ventana, pues las viñetas de los sobres no se considera valido, miremos lo que ponen las directrices de temática.
3.1. Material filatélico apropiado

Material postal-filatélico apropiado es el que ha sido emitido, se proyectó emitir o ha sido producido en la elaboración de la emisión, con el propósito de transmitir correo u otras comunicaciones postales, el que ha sido usado para ello, o considerado válido por organizaciones postales gubernamentales, locales o agencias postales privadas, así como por otras autoridades debidamente encargadas o facultadas para ello.
En este caso el matasellos tendria que ir en una ventana.
Para finalizar, creo que se le está dando demasiada importancia y que se está poniendo de moda, el montar la colección en DIN A3 o 320mm x 300mm. Cuando esto realmente es insignificante. Cuando se comienza a montar una colección temática, pues normalmente, el material del que disponemos al principio es justo por lo que creo y recomiendo la utilización de las hojas en DIN A4, los tamaños mayores requieren bastante más material filatélico. Podemos observar los palmares de las últimas exposiciones mundiales y nos encontramos colecciones de Oro y Oro Grande en hojas DIN A4. Por lo tanto deberemos recurrir a un tamaño de hoja mayor cuando tenemos piezas filatélicas de proporciones mayores y por lo tanto nos vemos en la obligación de utilizar una hoja de mayor tamaño.

2 comentarios:

Edward Vianna dijo...

Gracias por el articulo.

La calificación para el apartado presentación en temática es sólo 5 puntos.

Creo que un coleccionista que monta su colección en DIN A3 ó 11" X 17" que es como la conocen en mi país, tiene cierto grado de conocimiento en el diseño gráfico y maneja muy bien los programas de la computadora para ello.
Igualmente posee una impresora de carro ancho para ese fin. Pero creo que también es porque tiene una necesidad para poder mostrar piezas grandes sin tener que mostrarlas rotadas.
Como expositor, para mi persona, es el medio del futuro de la Filatelia Temática y es lo más rápido, práctico y fácil para montar en un marco en una Expo, son sólo 8 hojas por marco.
Ahora bien, creo que no es potestad de un juez o un jurado decidir bajar puntos porque no o sí le parece el uso de ese tamaño, ni como el coleccionista colocó en ellas las diferentes piezas postales y textos en ella.
Al usar una hoja de ese tamaño, se debe tener presente:
1. Su composición debe verse equilibrada, sin caer en verse recargada o verse vacía.
2. Otra característica, sería que las piezas en ella deben verse alineadas sobre ejes imaginarios que deben ir paralelos a los textos temáticos.
3. Por lo general, este tamaño te permite presentar en él aproximadamente entre 6 y 7 piezas de diferentes especies postales (variedad por hoja).
4. La fórmula en orden aproximada en todas las hojas sería:
a. Varios sellos postales diferentes,
b. Uno o dos enteros postal,
c. Algún tipo de matasello o varios,
d. Una hoja filatélica,
e. Un estudios de colores, sobre-marcas, sobre-impresiones, pruebas y errores (sellos postales fuera del Tipo original),
f. Una carta o Sobre circulado,
g. un carnet,
h. tarjeta máxima postal
i. Cualquier otra rareza.
5. La combinación de colores en la hoja debe ser sobria. No más de tres colores. Un color para texto temático (negro), un color Texto Filatélico, y un color para los encabezados de las hojas.
6. Debe tener una funda plástica y hasta un cartapacio para transportarla del mismo tamaño de hoja.
7. En lo Personal, el texto temático debe ir acompañando a las imágenes y si hay imágenes con micro-motivos deben ser mencionados con letra en negrita en el texto temático y toda la hoja (hilo conductor) debe leerse de izquierda a derecha y de arriba a abajo.
Después que haces todo esto, te deben calificar con 5 puntos. El no hacerlo no se como se le puede llamar a eso. saludos y a la orden cualquier pregunta.

Marcela Diaz Cabal dijo...

Saludos a todos los amigos de La Lupa. He leído con atención el artículo y el comentario de Edward con el que coincido plenamente. En mis dos viajes recientes a Chile y España, pude observar, en cuanto al tamaño de hoja empleado por los expositores, que el tradicional (A4 o tamaño carta como le llamamos nosotros) sigue siendo el tamaño más empleado. Creo que más que nada por costumbre. Entiendo lo difícil que es cambiar de hábitos, pero más importante pienso es que hay que adecuar el tamaño de la hoja al tipo de colección y al tamaño de las piezas.
Por supuesto, el uso de las hojas dobles implica no sólo más material para exponer, sino una cierta habilidad para manejar los espacios y algunos conceptos estéticos básicos de diseño gráfico, más difíciles en hojas grandes que en las pequeñas. Tal vez todos no se sienten cómodos con este tamaño de hoja sobre todo si no tienen piezas grandes que mostrar. Más recientemente he visto el uso combinado, pero esto añade el problema de la conservación y el transporte de las hojas si no tienen una medida uniforme. Para mí, el tamaño 11x17 es mi preferido desde el punto de vista estético, pero tampoco me siento incómoda con el uso del formato tradicional. Lo que ningún juez debe hacer es puntuar la presentación de una colección de acuerdo con su propio gusto sobre el tamaño de hoja. Pero no creo que nadie esté incurriendo en esto. Más complicado aún es complacer al jurado en cuanto al criterio estético de cada uno en la distribuciön de las piezas. Imposible diría yo.
Muchos saludos, Marcela