Cancelación de primer día vs Cancelación especial

Artículo de ©Mario Ramírez 

Hola amigos de la Lupa, me da gusto reencontrarnos nuevamente después de más de un año de inactividad, he estado bien, que digo bien; de maravilla, más estas funciones de ser padre son demandantes en muchos aspectos, principalmente en “el tiempo”… los que son padres, ya las conocen; los que no, ya las conocerán, pero estamos de vuelta con mucho entusiasmo, para hablarles de uno de los contrastes más grandes en la “marcofilia”; y son las “cancelaciones de primer día” y las “cancelaciones especiales”.

Como siempre iniciemos poniendo el contexto, dejando claro ¿qué es cada una de ellas?, ¿por qué podemos usarla? y ¿de qué forma?

¿Qué debemos saber? Primero: ¿en qué situación nos encontramos? Y aquí siempre hay dos panoramas, “El coleccionismo filatélico” y “La competencia filatélica”.

El coleccionismo lo hacemos todos en la forma que más nos guste; “si yo quiero coleccionar de forma básica y guardar todo en una caja de puros”, es posible (aunque no sea lo mejor),  si quiero coleccionar sobres ¿circulados o no?, es mi decisión; si quiero coleccionar “fragmentos de sobre”, es personal; si quiero coleccionar solo enteros postales, la decisión es mía y solo mía…  y así una serie de inclinaciones personales, formarán el perfil del filatelista...

Por otra parte cuando vamos camino a la competencia, es esencial conocer lo que implica, lo cual significa, que me apegaré a un reglamento; y justo aquí es donde inicia el calvario de los filatelistas; NO en la competencia, sino en hacer el comentario adecuado, en el momento adecuado; y cuando se habla de marcofilia: el área de la filatelia que estudia los matasellos y las marcas postales (para ampliar la información les recomiendo una leída a las 3 partes de Matasellos ¿Quién los estudia? publicado aquí en “LA LUPA”), se entra en un conflicto que parece nunca avanzar; ¿Se pueden usar las Cancelaciones de Primer día?

Iniciemos con las definiciones

Cancelación de primer día:

Es aquella que busca dejar asentado de forma clara, el día en que se puso en circulación una estampilla, a través de frases como: “Primer día de emisión”, “Primer día de circulación”, “Día de emisión”, entre otras y va directamente a matasellar la estampilla que se emitió, no se aplica en ninguna otra estampilla (al menos, no oficialmente, pero podemos encontrar algunos “ejercicios filatélicos” fuera de lo común).

Cancelación de primer día de emisión.
 

Y muchas de ellas traen ilustraciones referentes a la conmemoración de la emisión y que en el momento que tengamos escasez de material en el tema (léase bien: “Escasez de material en el tema”… repítalo varias veces conmigo: “Escasez de material en el tema”, “Escasez de material en el tema”…), podemos recurrir a ellas.

Cancelación especial:

Esta se aplica para conmemorar eventos sociales, artísticos, culturales, aniversarios y/o acontecimientos importantes, regularmente de forma regionalizada, esto quiere decir que en su mayoría la aplicación local (aunque existen casos de uso simultáneo en varias localidades) se aplican solo el día(s) de la conmemoración, no están relacionados con la estampilla en la que se aplican.

Esta cancelación especial se aplicó el día 21 de noviembre del 86’
una despedida de la copa del mundo,
a casi 5 meses después de jugarse la final ese mismo año.


Ambos casos los podemos coleccionarlos indiscriminadamente, pero debemos ser selectos cuando hablamos de exhibiciones de competencia, ya que en estas, el objetivo principalmente es “acumular puntos”  (todos buscan la mejor puntuación), para aclarar esto colocaré una tabla de ‘la Marcofilia en la historia” para entender donde estarían ubicados cada uno de ellos, en una relación “Importancia - cantidad circulante” y posteriormente procederé a profundizar en el tema y hacer recomendaciones.

Aquí podemos observar, que la importancia de una cancelación de primer día,
en el universo de materiales que conforman la marcofilia,
no es la que ayudará a acumular puntos;
aunque si podría ser utilizada para generar lazos que
permitan que el flujo del desarrollo continúe de la forma más óptima. 


Las cancelaciones de primer día, no son más allá de una notificación, yo ejemplifico este tipo de cancelación como: “El banderazo de salida”, “el disparo que inicio a la carrera” pero nada más… Por otra parte las cancelaciones especiales, son más escazas (al ser locales) y al no ser tan conocidas, tienen un “mayor impacto” en el desarrollo de nuestros temas (cuidado con mi comentario, “mayor impacto” NO significa: “rareza”), siendo su uso un referente de conocimiento y creatividad en su uso.

Al emplear cualquiera de las dos, ya expuesto que es posible introducirlos 
¿Dónde debemos de tener cuidado?

En las Cancelaciones de primer día:

1. Que sean aplicadas en la estampilla que se emitió.

Ya que hay cancelaciones que no replican exactamente imágenes de las estampillas, sino las complementan, como en el siguiente caso, donde para la emisión de las estampillas de los “X juegos panamericanos” muestran: las banderas de los participantes y a maratonistas; mientras que en la cancelación de primer día, utilizan a la mascota:

Se abre gran área de oportunidad; ya que si me apoyo de “cancelaciones de primer día”, que “toquen temas” que en las estampillas no aparecieron, puedo profundizar en el desarrollo de mi temática, sea cual esta sea.

2. Que legitimemos su aplicación el día de emisión y no otro día.

Tratando de evitar a toda costa el uso de favor.

3.  Si las vamos a emplear por verdadera necesidad, que esta sea legible.

En este caso, si estuviéramos hablando del estado de Aguascalientes México y quisiéramos hablar
de su heráldica, al no haber una estampilla con esta misma,
podríamos abordarlo con la cancelación de primer día; sin embargo en estas condiciones:
NO sería lo mejor, apeguémonos a esta recomendación: tenerla lo más legible posible.

En las Cancelaciones especiales:

1. Que estén aplicadas el día (o días) de la misma.

Esta cancelación especial fue aplicada únicamente del 17 de Febrero al 21 de Marzo de 1972, en el pabellón de la “Feria del Hogar”, donde también se promocionaba el Servicio Postal Mexicano.

2. Que estén aplicados de forma efectiva para “cancelar” de manera que:

a. Que realmente mataselle, pues al ser una “cancelación”, no puede ir flotando en el sobre, no son “marcas postales auxiliares”, tiene que cumplir su función y caer sobre la estampilla.

Aplicación Incorrecta

Aplicación Correcta

b. Que se aplique la cancelación en portes reales (para pagar mínimo el envío de una carta simple), ya que si esta es aplicada en una estampilla que no cubre un porte esta cancelación, sin importar que sea en la fecha correcta, esta se torna 100% de favor y no funcionará para dar puntuación en competencia, del mismo modo en estampillas en circulación (de preferencia del mismo año de la cancelación especial). Esta solicitud aparece derivado a una práctica muy antaña de usar estampillas de muy baja denominación, para cancelar la mayor cantidad de sobres buscando insertarlos en el mercado filatélico, lo cual hace especiales y más atractivos los correctamente franqueado y circulados.

Esta cancelación especial de 1984, está aplicada en una estampilla
emitida para el pago del servicio de “entrega inmediata” en 1934,
el porte más básico y económico era para una tarjeta postal de 1984
era 1.10 pesos. Lo que hace que los .10 centavos de esa estampilla
no tenga cabida como porte para esa época.

3. Que esté lo mejor aplicada posible para que sea legible. 

Lo ideal en ambos casos: ¡Que esté circulado! Yo se que es difícil encontrar matasellos de primer día y en especial, correctamente circulados, pero es posible.

Cancelación especial circulada

Cancelación de Primer día circulada

Cuando introduzcamos una “cancelación de primer día” cerciorémonos de lo siguiente:

1. Que su ilustración NO se encuentre en estampillas u otro material postal/filatélico que podamos usar, como: enteros postales, telegramas, booklets, etiquetas, franqueos mecánicos, entre otros más. 
2. Hacer referencia en nuestros textos únicamente al matasello (imaginemos que no está la estampilla).

En este caso podríamos emplear la cancelación de primer día,
si estuviéramos desarrollando temática de simbología
pre-hispánica o aves en el arte, etc.

3. Mostremos solamente el área donde viene la cancelación, NO mostremos el sobre completo donde va este (que regularmente es un sobre de primer día), tratemos de evitar el distractor, aprovechar el espacio y hacer que el jurado se enfoque en lo que queremos comunicar y no se enfrasque en situaciones irrelevantes.

Consideremos que la correcta identificación de las cancelaciones especiales, expresa nuestro conocimiento; este punto es importantísimo, ya que no debemos confundirlos con “Eslóganes publicitarios” (también conocidas como frases publicitarias o de propaganda), no son “marcas postales complementarias”, ni de tránsito, ya que todas las anunciadas anteriormente tienen otros fines y aplicaciones.

Mucho cuidado para no confundir el tipo de cancelación, como la que muestra aquí  arriba, pues NO es de primer día, ni cancelación especial, es un “eslogan propagandístico” del gobierno, que duró muchos años y se aplicó en distintas administraciones. En algunos países los conocen como “banderolas parlantes”, “frases publicitarias” cancelaciones con mensajes o propaganda. Si es cierto que son muy buenas para la temática, nombrarlas correctamente nos llevará a destacar nuestro conocimiento y en la temática eso también da puntos.

Dando estos argumentos, debo hacer una aclaración, en todo el artículo no se habla de “sobres de primer día” (ó FDC por sus siglas en inglés), estamos refiriéndonos únicamente a la cancelación.

Sobre primer día de emisión - First Day Cover

Tengamos presente que los sobres de primer día o FDC no pueden ser empleados por la ilustración del mismo, este elemento en muchos casos es privado y en muchos otros es un elemento meramente “filatélico” y según el reglamento,  el requisito del material  a introducirse en las colecciones temáticas de exhibición, es que sean un elemento postal/filatélico.

En conclusión: dentro de nuestra colección no debemos poner a competir ningún tipo de material, en las colecciones temáticas podemos echar mano de muchos elementos, más allá de los prejuicios que tenga un material, lo más importantes es emplear aquellos que ayuden a tener un desarrollo consistente y si en algún momento, la alternativa está en usar una cancelación de primer día para consolidar ese objetivo, definitivamente es mejor utilizarlo, que omitir algo esencial para el entendimiento de nuestros planteamientos.

Existirán algunas dudas, ¡estoy seguro! por lo que quedo en espera de sus comentarios deseándoles tengan un excelente día y continúen haciendo filatelia.

10 comentarios:

Jordi Quintana Compte dijo...

welcone back Mario. Muchas gracias por el ratito de lectura. Una pregunta, ¿el gráfico de relevancia de tipos de marcofilia es de tu cosecha?

Anónimo dijo...

Magnifica presentación muy metodica y clara felicidade

Anónimo dijo...

Buen artículo!

from-philately-to-froglately dijo...

Hola mi estimado AMIGO Jordi,muchas gracias por la bienvenida! es correcto el gráfico es hecho por mi para tratar de mostrar un panorama general y un mejor y más fácil entendimiento de lo que representa la importancia. Saludos!!!

Anónimo dijo...

Muchas gracias, me da gusto saber que ha sido de su agrado y espero también de utilidad. Saludos. Mario Ramírez Bahena.

Anónimo dijo...

Gracias, estamos a la orden!

Mario Ramírez Bahena

Anónimo dijo...

Bienvenido don Mario, que clarificante artículo muchas gracias desde Guadalajara de Buga, Valle del Cauca, Colombia

LORA dijo...

Soy Víctor Lora y como siempre Mario, muy interesante tu artículo. Felicidades.

from-philately-to-froglately dijo...

Muy agradecido con sus palabras, les envío un saludo hasta Colombia.

from-philately-to-froglately dijo...

Mi amigo Victor, nada que agradecer, va con mucho gusto para avanzar en nuestras colecciones, espero sea de ayuda, un abrazo hasta la madre patria.