¿Son semejantes los blisters a los carnets de sellos?

Artículo de ©F Piniella

Como pasa con algunas palabras, nos viene impuesta en su acepción anglosajona, este es el caso de un nuevo vocablo que ha aparecido en la filatelia: el blister. La propia FESOFI lo recogía recientemente en su página web:
Con el fin de facilitar la compra de sellos en las oficinas de Correos y para que  circule, se han lanzado al mercado unos “blíster”, bolsitas de plástico con un soporte troquelado de cartón, que permiten colocarse en expositores y facilitar una mejor exposición del sello.
En España ha empezado a desarrollarse con tarifas nominales para cartas normalizadas España (A), Europa (B) y resto del mundo (C). Cada blister o bolsita contiene 5 sellos autoadhesivo de la tarifa correspondiente. Es una forma de colocar sellos en un expositor como si usted cogiera cualquier producto en un supermercado. El cliente pueda cogerlo sin ser solicitado al dependiente por lo tanto facilita su venta y mejora su visibilidad ya que está colocado en expositores. En algunas oficinas turísticas ya están disponibles. Correos las tiene ya disponibles en todas aquellas localidades por las que pasa el Camino de Santiago, para en una segunda fase extenderse al resto de oficinas de España. Hasta ahí bien, pero ahora viene la pregunta ¿puede ser considerado el blister una nueva modalidad de carnet? ¿puede ser empleada su ilustración como tal en una colección temática?
       
Evidentemente es un elemento nuevo y como tal, en principio, no veremos blister o bolsitas de estas o como queramos llamar a estas "fundas con sellos". El Artículo 3 de las Directrices FIP para exhibits temáticos dice: Principios para la Composición de la Participación
3.1. Material filatélico apropiado
Material postal-filatélico apropiado es el que ha sido emitido, se proyectó emitir o ha sido producido en la elaboración de la emisión, con el propósito de transmitir correo u otras comunicaciones postales, el que ha sido usado para ello, o considerado válido por organizaciones postales gubernamentales, locales o agencias postales privadas, así como por otras autoridades debidamente encargadas o facultadas para ello.
El material postal-filatélico adecuado tiene las siguientes características:
Tipo de material: 
- elementos de franqueo (sellos, carnés de sellos, enteros postales, franqueos mecánicos, etiquetas autoadhesivas emitidas por ordenador, etiquetas de máquinas dispensadoras FRAMA etc.) y sus modificaciones (reimpresiones, sobrecargas, perforados). Sin embargo las modificaciones no deben incluirse si esa modificación interfiere con el tema original, (por ejemplo haciendo que deje de ser visible); en éste caso ésas piezas se podrían utilizar para el tema o temas que estuviesen relacionados con la modificación.
A su vez hay una alusión a los carnés aquí…
Información Temática
(…) puede obtenerse información temática de :
- el motivo de la emisión (…) y, además de la ilustración principal y de la ilustración secundaria de la pieza, de :
- el texto, el estilo artístico de la ilustración y de otras peculiaridades similares.
- el material en que fue impreso, como hilo de seda, billetes de banco, mapas de guerra.
- el diseño de la filigrana y la perforación.
- el texto o la ilustración de márgenes, bandeletas, cubiertas y hojas intercaladas de los carnés etc.
(…)
4.3. Condición y Rareza
La condición está basada en el criterio habitual para su evaluación en filatelia. Para material moderno, una buena condición es un requisito esencial. Los carnés deben presentarse completos, conteniendo los sellos.
Aunque esta es una cuestión de Filatelia Moderna, pero no cabe duda que seguro que al principio, en los años 20 ó 30 cuando se popularizaron los primeros carnés o "libritos de sellos", nadie se planteaba guardarlos y menos utilizar su publicidad con interés temático. Hoy hay cubiertas de carnés que se cotizan a precios elevados (figura de abajo), al mismo nivel que cualquiera de las piezas permitidas en un exhibit. Se imaginan que empiecen a aparecer publicidad, ilustraciones alternativas al motivo del sello en el "cartoncito", en el blister o como se llame ¿será válida su utilización? Para eso deberán pronunciarse las Comisiones e incluso modificar si cabe las Directrices, incluyéndolo como posible material.


¿Son los blisters los nuevos carnets de sellos?

Hasta ahora estos blisters no llevan publicidad, no hay elementos externos, pero no dejan de tener la misma utilidad práctica que los carnets de sellos. Es cuestión de que la FIP, empezando por su Comisión Temática se planteen estas nuevas piezas, este nuevo material ¿temático?
Podéis en comentarios poner vuestras apreciaciones al respecto. Hasta la próxima.

1 comentario:

A. E. S. dijo...

No soy temático, pero podríamos decir, que esto es una vuelta de tuerca a un carnet. Hoy sin publicidad, pero ya de por sí, el soporte (cartón) de la bolsita que lleva los sellos, es coleccionable por llevar marcas de un correo oficial, además de indicar que contiene x cantidad de sellos. Hoy tal vez no esté contemplado, pero un blister cerrado con sus sellos, podría entrar en una temática, como el que se presenta con 'Arcos y puertas monumentales'. Es una opinión.
Saludos
Alejandro (53 Stamps Sea en el Foro de Filatelia Argentina)