El uso de los sellos no emitidos en temática

Artículo de ©JA Gándara

En las directrices para montar una colección temática, entre material apropiado, claramente están permitidos los sellos no emitidos. En más de una ocasión me han surgido las dudas de su utilización aun siendo permitidos. Soy muy reticente con ponerlos o no en la colección, pues no todos son iguales.
  • ¿Qué es un sello no emitido?
Se refiere al sello impreso cuya emisión fue promulgada, pero que por algún motivo no fue puesto en circulación. Diversos pueden ser los motivos por las que un sello no llega a ser emitido: Circunstancias políticas debidas a cambios repentinos de gobierno. Cambio de moneda, por lo que el sello queda con un valor facial inoperante. Detección de errores graves en el diseño o inscripciones del sello. Oposición de grupos sociales que consideran el motivo del sello un agravio, por razones religiosas, étnicas, etc. Cuando un sello no es emitido, normalmente se destruye para evitar su circulación fraudulenta. Sin embargo, casi siempre logra salvarse una cantidad indeterminada que de una u otra forma llega al mercado filatélico y consigue buenas valorizaciones.
Vamos a recordar lo que dice el artículo 3 de las Directrices FIP para exhibits temáticos dice:
Principios para la Composición de la Participación
3.1. Material filatélico apropiado
Material postal-filatélico apropiado es el que ha sido emitido, se proyectó emitir o ha sido producido en la elaboración de la emisión, con el propósito de transmitir correo u otras comunicaciones postales, el que ha sido usado para ello, o considerado válido por organizaciones postales gubernamentales, locales o agencias postales privadas, así como por otras autoridades debidamente encargadas o facultadas para ello.
Aquí creo que empieza la labor del coleccionista, aun estando permitido, ¿todo me vale o quiero solo lo que considero más genuino?  Personalmente no soy partidario de utilizarlos, sea por el motivo que sea no llegaron a ponerse en circulación y por lo tanto no logran su misión, cumplir su propósito, que sería el de transmitir correspondencia. Tampoco deja de ser curiosos que estás mismas directrices no permite la utilización de todo el material anterior a la emisión de un sello no emitido, pruebas o ensayos.
Prueba de un sello no emitido, por lo que no debe utilizarse en una colección temática.
  • Los sellos especulativos.
Se refiere al sello impreso cuya emisión fue promulgada, pero que por algún motivo no fue puesto en No todos los sellos no emitidos son iguales, no es lo mismo un sello no emitido por especulación que por problemas políticos o económicos, que anteriormente e mencionado. Debemos ser severos a la hora de seleccionar el material que vamos a utilizar al montar la colección y ser lo más riguroso con los elementos filatélicos a utilizar y elegir el material más filatélico posible.
Sellos especulativos y no emitidos su uso debe estar prohibido.
Mi consejo, utilizarlo en último caso si no encuentro o no hay otro material apropiado al guion del desarrollo o en el caso que sea una pieza rara. Debemos rechazar todos los sellos no emitidos, especulativos, cuya finalidad era o es quitar el dinero a los coleccionistas ya que su finalidad no es transmitir correo.
  • ¿Qué es un sello no adoptado?
Para finalizar, no debemos confundir los términos no emitido con no adoptado, este último se refiere a proyectos de emisiones que finalmente no son elegidos, por el motivo que sea pero sí llega a ser emitido el sello, considero que forman parte de la elaboración anterior a su emisión. Por lo que considero que éstos proyectos tienen cabida en las colecciones temáticas.
Tenemos un ejemplo en la emisión colombina de España del año 30,  el Proyecto Bradbury Wilkinson, sellos no adoptados, ya que  fueron elegidos los diseñados por la  Waterlow and Sons.
Proyecto Bradbury Wilkinson




1 comentario:

Paco Piniella dijo...

Yo pienso sin embargo que si estamos hablando de material antiguo, clásico, de sellos no emitidos, una prueba, incluso un diseño del artista, puede ser admitido. Como siempre no hay blanco ni negro, hay tonalidades de grises. Evidentemente una prueba de un sello emitido será mejor que la de un no emitido, o un dibujo original de un sello emitido mejor que el de un no emitido, pero hay una horquilla de posibilidades.