¡Quiero hacer una colección temática! ¿qué puedo hacer?

Artículo de ©F Piniella
Creo que son muchas las personas que se acercan a la rama de la Filatelia Temática con algo de miedo, como algo "raro", complicado. De hecho en este mismo blog se ha hablado de muchos que comienzan y se desaniman porque los reglamentos son complicados de entender, aunque también es verdad que se leen poco. 
La Filatelia Tradicional es, por ejemplo, más sencilla, uno colecciona Francia o tal país en los años tal y cual, busca todo lo que pueda; el objetivo esta claro, otra cosa es conseguir las piezas y buscar variedades, errores, etc. Pero en la Filatelia Temática hay que describir un tema, una historia, un cuento, una lección incluso, un pensamiento,... todo en base a unos sellos y unos materiales filatélicos y/o postales y unos textos que acompañan el desarrollo del tema. Los sellos hablan y los textos soportan o matizan ese lenguaje con el que describimos el hilo conductor.
  • ¿De qué puedo hacer una colección temática?
- Yo aconsejaría antes que nada que te guste, lo mismo le digo incluso a mis alumnos cuando vienen a hacer una tesis doctoral, haz algo en lo que te diviertas, que trabajes y disfrutes de lo que haces. Si yo soy un apasionado de las motos, de los automóviles, de los pájaros, de Colón, del Capitán Cook, de la Segunda Guerra Mundial, de la pintura de Picasso,.... ¡hay tantos temas!
  • Entonces ¿vale cualquier tema?
¡Qué sellos más monos!
- Pues depende, porque algo fundamental es hacer una prospectiva del material. Sellos de Colón hay emitidos desde el año 1851, sellos de ordenadores los hay pero son más modernos. Cada tema tiene sus posibilidades. Si yo quiero aspirar a una buena puntuación en una exposición yo tengo que pensar que más tarde o temprano tendré que ir por "grandes piezas" y no en todos los temas hay ese tipo de antigüedad o rareza. Tampoco puedo hacer un tema tan específico que no tenga material, pero tampoco tan generalista que el jurado vea que hay poca investigación y búsqueda de materiales. Es mejor, o más valorado hacer una colección de "El Mini" o de "Volkswagen" que sobre autos en general, pero costará más buscar piezas como para poder llenar cuadros y cuadros sin recurrir a emisiones especulativas o los famosos sellos personalizados.
Por tanto hay que pensarse bien qué queremos hacer y combinar los gustos con la realidad del material que existe y que se puede conseguir. Luego quedará el toque imaginativo, la innovación que demos a un tema. Puede elegirse un tema muy "vulgar", pájaros por ejemplo, pero darle un enfoque diferente, utilizando los pájaros para contar una historia, la historia de cómo las plumas de las aves fascinan a las personas como hizo el gran coleccionista temático Damian Läge.
Mercadillo Plaza Mayor
Madrid
Vale, ya he decidido el tema, ¡los monos! ahora toca la búsqueda del material. El filatélico es sobre todo coleccionista, y el término está relacionado con la paciencia, paciencia para buscar en los mercadillos, en las casas comerciales, en las subastas, hoy día hay mucho material en las redes, tanto en eBay como en Delcampe, además de páginas que agrupan subastas internacionales, como es el caso de Stamp Auction Network. Con paciencia y durante años iremos metiendo ese material en alguna cajita, y los sellos en clasificadores. Conviene tener relación con alguna sociedad filatélica, mucho mejor con la de la ciudad en la que uno vive. Existen catálogos internacionales como el Yvert, el Scott, y nacionales como Edifil, además de que en las bibliotecas de los clubes encontraremos asesoramiento de colegas que nos podrán ayudar. 
Prueba de emisión del pliego con contraste de colores:
Homenaje a los primates utilizados en el Sputnik
Las prisas no sirven, ni tampoco el apasionamiento ciego que nos puede hacer pagar mucho por lo que no vale tanto, la ansiedad del principiante por tenerlo todo en el menor tiempo posible. Esto es un juego, el placer de la búsqueda permanente, toda tu vida estarás buscando sellos de tus monos y monas, y poco a poco irás comprando y consiguiendo las piezas que tu sabes que existen y que son difíciles de encontrar.
Dibujo original del sello de Naciones Unidas
Después de unos años ya tendremos nuestra caja bien llena de sellos de monos, de sobres con matasellos de monos, con franqueos mecánicos de monos, con enteropostales de monos, con toponímicos, en fin un montón de material que nos puede hacer una idea de como puede ir evolucionando nuestra historia, la historia que vamos a contar. Llegado el caso tendremos que rascarnos el bolsillo y comprar piezas como la de arriba, el dibujo original de un sello, ideal para por ejemplo empezar la colección en la primera página. Entonces nos podremos plantear el guión de esa historia, un plan de la colección, con sus capítulos y subcapítulos.
Sobre el plan, te aconsejo entonces que leas esto:
-> Cómo mejorar la colección temática: (1) el guión
Ahora queda una segunda búsqueda de material, si en principio solo buscabas sellos de monos, ahora en el guión que te has inventado, hablas del entorno del mono, hablas de miles de cosas con las que relacionar a los monos, y ese desarrollo te va a llevar a utilizar sellos y materiales postales que no son precisamente de monos. Buscarás el sello de un investigador que se dedicó toda su vida a trabajar con los primates, buscarás el franqueo mecánico de un instituto de investigación, por decir miles de posibilidades y de relaciones entre los monos y la historia que vas a contar. Incluso las relaciones de las fábulas, la literatura, la utilización de monos en experimentación, en viajes al espacio, en fin... multitud de conexiones que te harán buscar más arcilla con la que construir esa vasija que estás haciendo. 
Y por fin ha llegado el día de empezar a montar hojas, para ello hay que tener mucho material, por eso podemos empezar con una colección de solo un marco, o bien esperar hasta tener cinco cuadros. Elegiremos el tipo de formato, A4, A3, o el intermedio de 297 x 300, ...o el que sea.
Sobre tamaños de las hojas utiliza la etiqueta "montaje" en el blog:
-> Entradas sobre montaje de colecciones
Y con esto has comenzado tu ilusionante primer paso como expositor. No esperes que te den la medalla de oro, ahora no es eso lo importante, sino escuchar lo que te diga el jurado, tus colegas, este es solo el primer montaje, vendrán muchos más, y la desilusión de que uno pensaba que le iban a dar más puntos, y tal y tal... El expositor no se cansa, lo intenta una y otra vez, y ya empezarán a venir las alegrías y con el tiempo a ir rascándose el bolsillo para que en la madurez de uno y de su colección lleguen los oros y los aplausos. 
... y llegó el momento ¡tu primera exposición! 
Espero os haya podido servir. En esto todos aprendemos todos los días de todos. ¡Suerte!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo una acumulación de piezas. Postales circuladas de tematica : farmacias,laboratorios ,industrias farmacéuticas, cerca de 800
No tengo definido el plan ,empezaré con tres Marcos con enteros postales con más 50 años de antigüedad